Menú
Dr. Enrique de la Morena

Mordeduras de peces

Es muy frecuente pisar un erizo de mar y llevarnos en nuestro pie sus púas. Tenemos que lavarnos inmediatamente con agua del mar fría y luego caliente, durante unos 30 minutos, y luego con unas pinzas estériles ir sacando una por una las púas.

Dr. Enrique de la Morena
0

Al igual que ocurre con los reptiles, los animales marinos tanto en aguas frías como calientes no son agresivos de por sí y únicamente atacan cuando se sienten acorralados y hacen uso de sus defensas. Es muy fácil pisar en las playas a un pez y lógicamente su respuesta es la picadura o la mordedura, causándonos lesiones que muchas veces son muy peligrosas.

Existen varias clases de peces que nos pueden agredir y podemos clasificarlos en:

  1. Escorpenas que se encuentran tanto en aguas frías como calientes. Se localizan en fondos rocosos donde se encuentra su hábitat. Existen variedades tales como el célebre cabracho, tan rico en la mesa bien preparado en forma de pastel; la escorpora, escorpina, y el rascacio tienen un veneno que no es muy tóxico y se encuentra en las aletas dorsales, anales y pélvicas. Al picarnos nos produce un gran dolor con edema, por lo que debemos desinfectar la herida, ponernos la vacuna antitetánica y aplicar calor local. Dentro de este grupo está –y no es frecuente en España, pero si en Madagascar, Islas Mauricio– el llamado pez pavo. Otro pez cuyo veneno es neurotóxico y también se compone de citoxinas es el pez piedra; su picadura es muy grave y requiere atención en centro hospitalario.
  2. En segundo lugar tenemos el llamado pez víbora. Sólo diciendo su nombre ya nos indica lo grave que puede ser recibir una agresión suya; nos originará un dolor punzante muy fuerte, alteraciones de la visión, edema, convulsiones... Es urgente su traslado al hospital.
  3. El pez raya y el pez morena son muy agresivos y no solo debemos limpiar la herida sino acudir al centro hospitalario, pues sus síntomas son muy graves.
  4. Nos queda por recordar las medusas, tan frecuentes en esta época del año en las playas de España y que posee un arpón muy venenoso que se pega a la piel y origina una urticaria. Debemos poner inmediatamente gasas empapadas en alcohol en la zona de la picadura (sería preferible usar unas cremas que son muy útiles frente a la medusas).

También es muy frecuente pisar un erizo de mar y llevarnos en nuestro pie sus púas. Tenemos que lavarnos al instante con agua del mar fría y luego caliente, durante unos 30 minutos, y luego con unas pinzas estériles ir sacando una por una las púas, teniendo cuidado de no romperla. Después ir a centro sanitario y comprobar que están todas extraídas.

Un consejo profesional es que debemos ir al farmacéutico y pedirle un botiquín de emergencia, indicándole a donde vamos. Recordemos que más vale prevenir que curar.

Entre otras muchas cosas, el Dr. De la Morena es miembro del Comité Científico de la Fundación Ferrer para Investigación y Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios