Menú
Dr. Enrique de la Morena

Picaduras de artrópodos

Es muy útil que si pensamos ir al campo acudamos a la farmacia a que nos preparen un botiquín, tanto con el material quirúrgico (pinzas, tijeras, etc.) como con el farmacológico.

Dr. Enrique de la Morena
0

Siempre que vayamos al campo debemos tener cuidado de las picaduras de artrópodos, y más cuando es verano. Los médicos recomendamos hacer ejercicio y andar pero también debemos recomendar que cuando salgamos al campo tengamos una serie de cuidados para evitarnos enfermedades.

La picadura de cualquier artrópodo nos puede originar lo siguiente:

  1. Una simple herida.
  2. Infectarnos con el veneno como ocurre con los escorpiones
  3. Inyectarnos sustancias sensibilizantes como ocurre con los mosquitos.
  4. Invaden nuestros tejidos, como por ejemplo la sarna.
  5. Trasmitirnos enfermedades o infecciones bacterianas, como suele pasar con las garrapatas (enfermedad de Lyme, fiebre botonosa del Mediterráneo).
  6. Su picadura nos inocula neurotoxinas (las arañas).

Todas ellas tienen en común el producirnos dolor, quemazón, picor, eritema...

Cuando recibimos una picadura de un himenóptero (abeja, avispa, avispón, abejorro y algunas hormigas), en primer lugar debemos extraer el aguijón con pinzas esterilizadas, lavar y tratar farmacológicamente al paciente: es de importancia vital si la picadura es en la cabeza y en la zona bucofaríngea por problemas secundarios.

Mención especial queremos hacer sobre la picadura de los arácnidos. La garrapata es muy frecuente no solo en el campo sino en animales domésticos. Su picadura trae consigo enfermedades e infecciones que tenemos que tratar independientemente de la misma; es necesario recordar que debemos quitar la garrapata con pinzas y éter tirando de la garrapata hacia arriba y después mirar si se nos ha quedado alguna pata.

Las arañas ocasionan lesiones neurológicas ya que nos inoculan neurotóxicas. Otra picadura peligrosa es la de los escorpiones, teniendo en cuenta que por desgracia muchas personas se traen como juego escorpiones de otras latitudes y que desconocemos el alcance de su lesión. Recomendamos no traer este tipo de insectos por los problemas tan graves que incluso desde el punto de vista médico desconocemos.

Es muy útil que si pensamos ir al campo acudamos a la farmacia a que nos preparen un botiquín tanto con el material quirúrgico (pinzas, tijeras, etc.) como con el farmacológico que en un primer momento resuelve el problema para más tarde acudir a un centro de salud. Recordemos que al médico se le debe indicar la procedencia de la lesión.

Un último consejo: si vamos al campo debemos llevar ropa y calzado adecuados.

Entre otras muchas cosas, el Dr. De la Morena es miembro del Comité Científico de la Fundación Ferrer para Investigación y Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios