Menú

Una vacuna de reciente aparición es la del rotavirus que previene de algunas graves gastroenteritis durante los primeros meses de vida. Se administra por vía oral en dos o tres dosis. Es de esperar que pronto se incluya en los calendarios oficiales.

0

Desde los tiempos más remotos, los hombres tenían la experiencia de que muchas enfermedades sólo se padecían una vez en la vida, y de que durante las epidemias había algunos individuos que, habiendo padecido la plaga de forma leve, quedaban a salvo de contagiarse otra vez aunque estuvieran en íntimo contacto con enfermos.

A finales del siglo XVIII un médico rural inglés, Edward Jenner, estaba muy acostumbrado a atender a lugareños que, ordeñando sus vacas, se habían contagiado en las manos de una enfermedad del ganado llamada vacuna. El proceso no tenía gravedad y las lesiones purulentas curaban en pocos días.

Jenner comprobó cómo aquellos hombres y mujeres que habían padecido la vacuna no sufrían ningún contagio durante las repetidas oleadas de viruela que llegaban hasta su pueblo. ¿Qué pasaría si inoculase artificialmente la enfermedad a un sujeto sano y luego le pusiera en contacto con la verdadera viruela? En 1796 realizó la experiencia definitiva que tuvo un resultado espectacular.

En honor de Jenner, Pasteur dio el nombre de vacuna a todos los procedimientos para prevenir enfermedades infecciosas mediante la inoculación de gérmenes, más o menos atenuados, o de alguno de sus productos.

Hoy la medicina maneja muchas vacunas. Algunas son de uso restringido a zonas endémicas o a los posibles viajeros a esas regiones; es el caso de la fiebre amarilla o del cólera. Pero otras se pretende que alcancen a toda la población en edades precoces. Para ello se ha establecido por autoridades sanitarias un calendario vacunal que rige con leves variaciones en todas las comunidades.

Una vacuna de reciente aparición es la del rotavirus que previene de algunas graves gastroenteritis durante los primeros meses de vida. Se administra por vía oral en dos o tres dosis. Es de esperar que pronto se incluya en los calendarios oficiales.

Es importante conocer la existencia de algunas contraindicaciones y efectos secundarios que pueden limitar el cumplimiento riguroso del anterior calendario.

Una primera contraindicación será el padecimiento simultáneo de otra infección. No se deben considerar como infecciones incompatibles con la vacunación los habituales cuadros catarrales con apenas fiebre o sin ella.

Asimismo se proscribirá la vacunación en los niños afectos de déficit en el sistema defensivo inmunitario, lo que, aparte de hacer ineficaz el estímulo vacunal, puede provocar la reactivación de los gérmenes inoculados con la consiguiente enfermedad, más grave aún en estos niños. Este déficit puede ser de causa natural (SIDA, Inmunodeficiencias congénitas) o de origen medicamentoso (tratamientos intensos y prolongados con corticoesteroides, inmunosupresores utilizados en trasplantes, etc.).

Entre los efectos secundarios destacan por su frecuencia la fiebre -a veces elevada aunque de corta duración, siempre menor de 24 ó 36 horas-, las reacciones inflamatorias locales en el punto de inyección; y, en el caso de la triple vírica (sarampión, rubéola y parotiditis) la aparición de una leve erupción generalizada entre siete y catorce días después de ser administrada. Para el tratamiento de la fiebre puede utilizarse cualquier antitérmico común (ibuprofeno o paracetamol) y en caso de reacción local se aplicarán compresas frías o alguna crema antiinflamatoria.

Contra lo que durante mucho tiempo se venía creyendo de que las vacunas contra el sarampión, la poliomielitis, etc., protegían de por vida una vez completado el calendario vacunal en la infancia, se empieza a comprobar ahora la aparición de algunas de estas enfermedades en adultos que se vacunaron en la niñez. Esto plantea la cuestión de que quizá sea necesario continuar con las revacunaciones más allá de los catorce años.

José Ignacio de Arana Amurrio, es pediatra y doctor en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia