Menú

Sentido común frente a la gripe A

El miedo es nuestro peor enemigo. Únicamente hay que tener miedo al propio miedo.

0

 

 

Dr. Juan Manuel Ruiz Liso

He tenido el privilegio de compartir unas jornadas de información y clarificación en relación con la Pandemia de Gripe A, con el Profesor José María Martín Moreno, Vocal asesor de la OMS para Europa y Catedrático de Salud Pública de la Universidad de Valencia.

A estas jornadas, organizadas por la Fundación Científica Caja Rural de Soria, han podido asistir más de 8000 hombres y mujeres, jóvenes y adultos que han disfrutado de conferencias y sus posteriores emisiones por la RTV local en horarios de máxima audiencia. Unas emisiones que sirvieron docencia y buenos consejos frente a la gripe a través del Canal 8 rtvcyl/soria.

Aunque mi colaboración con Libertad Digital está fundamentalmente ligada a la buena alimentación y el logro de una buena salud a través de la “farmacia de la cocina”, he considerado de gran interés trasladar a los lectores algunas cuestiones que no deben quedar únicamente en el haber patrimonial de los sorianos.

Creo necesario tener presente que empresarios y trabajadores deben confeccionar un Plan de Defensa en las Empresas para hacer frente a esta Pandemia. En mi opinión, algunas de las siguientes citas y frases deben quedar fijadas en la memoria de los lectores:

En primer lugar, el sentido común.  Aunque, en ocasiones, el menos común de los sentidos, es el que debe imperar en todas nuestras actividades frente a la Gripe A. También en el resto de actuaciones vitales. La peor información es la desinformación. La Educación Sanitaria en este caso debe ser el primer principio.

El miedo es nuestro peor enemigo. Únicamente hay que tener miedo al propio miedo.

Por esta razón es necesario tener presente que las vacunas tienen un periodo de fabricación que no debe acelerarse. Aproximadamente se tardan seis meses en fabricarse y sus tiempos y fases no deben sufrir modificaciones. En estos casos, las prisas pueden traer malas consecuencias. Además, existe un principio de seguridad vacunal que no debe alterarse bajo ningún concepto.

Por otro lado, como ya se ha comentado en LD en otras ocasiones, los alimentos que se consumen en España llevan un control de calidad alimentaria que es una garantía para nuestra salud.

Otro de los iconos que ha marcado esta pandemia es el de las mascarillas. Un recurso muy útil por si en nuestra familia o trabajo hay alguien contagiado. De ser así, deberá ponerse la mascarilla para evitar que lleguen a los demás las gotículas que se forman al hablar o estornudar.

En estos casos, y sobre todo para los lavabos en las empresas, es preferible utilizar pañuelos y toallitas de papel en lugar de toallas o pañuelos de tela. Además, es importante lavarse bien las manos. Como es lógico, incluso antes de que se desatara esta pandemia, no debemos estornudar hacia el prójimo ni hacia el exterior. Si nos tapamos con la mano, en lugar de con un pañuelo, tendremos que lavarnos a continuación. Como vemos, no dejan de ser los consejos de buena educación y sentido común que hemos escuchado toda la vida.

Las embarazadas en el último trimestre de la gestación y personas de riesgo, en épocas de pandemia, deben asistir a los actos religiosos de menor concentración de personas con cambios horarios en los que haya poca gente, al igual que las compras en supermercados no hacerlas en horas punta. Si tememos contagiarnos quizá sea positivo evitar en la medida de lo posible el cine o los actos sociales concurridos por precaución.

Como vemos simplemente se trata de consejos que entran dentro de las buenas costumbres y, sobre todo, del sentido común. Otros consejos hablan de dejar de fumar, ventilar las habitaciones, o cuidar y mejorar nuestra higiene personal y rechazar la promiscuidad. Unos consejos que, siendo los de siempre, nos ayudarán a evitar un contagio incómodo que nos puede hacer pasar unos días malos.

Me gustaría que todas estas pequeñas normas de sentido común sean valoradas por los lectores y aplicadas en su momento, con la misma sensibilidad que la población de Soria lo ha hecho esta pasada semana con la magistral docencia del Profesor José María Martín Moreno, experto epidemiólogo de la OMS que INFORMÓ y dejó el problema en su justa dimensión. El miedo, repito, puede ser más peligroso que la propia gripe A.

Juan Manuel Ruiz Liso es doctor en Medicina y cirugía.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios