Menú
EDITORIAL

El anestésico del verano y las prisas de ETA

Mientras tanto, nadie ha exigido la inmediata comparecencia en el Congreso de Rubalcaba para que aclare su orweliana ocultación de unas extorsiones que tanto los etarras justifican, como los empresarios navarros padecen

EDITORIAL
0
Al margen de las prisas que ETA ha metido al gobierno del 14M para que haga público el inicio –más bien, la continuación- de sus negociaciones, Zapatero no se puede quejar del todo del calendario que le han fijado sus chantajistas compañeros de viaje. Si la “paz” encubre el chantaje, el distraído y vacacional periodo estival es bueno para que pase desapercibida la disposición a pagarlo.
 
Recordemos que, ante el comunicado de ETA en el que se recordaba al gobierno lo “reversible” que era su pacto-tregua si no se satisfacían sus exigencias, Zapatero corrió a dar por concluido el “proceso de verificación” y anunciar el inminente “inicio del diálogo”. Los terroristas también habían advertido claramente al gobierno, en una entrevista publicada en Gara, que no cayera en la tentación de retrasar los pagos con la excusa de las cartas de extorsión, pues estas no formaban parte –según ellos- del comprometido “alto el fuego” y eran necesarias para atender sus permanentes “necesidades económicas”. La servil respuesta del gobierno del 14M fue negar la existencia misma de las cartas de extorsión.
 
Las denuncias de hace dos días de nuevas cartas de extorsión -que el gobierno sigue resistiéndose a reconocer- no han hecho variar el calendario; un calendario que hasta el editorial del proetarra diario Gara se permitió concretar el pasado 7 de junio, al advertir a Zapatero que tan sólo le quedaban 24 días de plazo para “hacer efectivo" su anuncio de dar "luz verde a la fase de diálogo”. Hoy Zapatero ha confirmado públicamente que tendrán su inicio este verano.
 
Mientras tanto, nadie ha exigido la inmediata comparecencia en el Congreso de Rubalcaba para que aclare su orweliana ocultación de unas extorsiones que tanto los etarras justifican, como los empresarios navarros padecen. Tampoco nadie, absolutamente nadie, ha exigido a Rubalcaba que explique cómo va a compaginar su deber de colaboración con Francia para que la cúpula de ETA sea detenida y sentada en el banquillo, con el deseo del gobierno del 14M de sentarse con ella en una mesa de “diálogo”.
 
Esperaremos a que pase la durísima campaña que está librando el PP en Cataluña, para ver si, respecto al País Vasco, tenemos que dar la razón al secretario de Organización del PSOE, José Blanco, cuando pronosticó y calificó la participación del PP en la manifestación de las Víctimas del Terrorismo como una transitorio “desahogo” de nuestra derecha...


 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation