Menú
EDITORIAL

El bueno, el feo y Eguiguren

Si el PSOE está realmente en contra de las insistentes declaraciones a favor de Batasuna de uno de sus presidentes regionales lo tiene muy fácil para que los españoles le creamos: no tiene más que expulsarlo del partido

EDITORIAL
1
Como si de una película de serie B se tratara, asistimos a las declaraciones contradictorias de miembros destacados de un mismo partido político, con Eguiguren, López y Rubalcaba de trío protagonista, cada uno de los cuales no hace otra cosa que representar el papel que le ha sido asignado en el guión. Lo grave, en el caso que nos ocupa, es que esta obra barata trata sobre un tema tan trascendental para los españoles como la lucha contra el terrorismo.

Jesús Eguiguren, presidente del PSE, insiste sin recato en que el Gobierno debe legalizar de nuevo a Batasuna, sin que el hecho de que se trate de una organización terrorista, calificada como tal por los principales organismos internacionales incluida la Unión Europea, parezca importarle demasiado. De sobra sabe el maltratador que hay mecanismos sutiles de orden jurídico para devolver a los miembros de Batasuna a las instituciones. No sería la primera vez que se intenta ni, con Zapatero, será la última.

Ante esta ofensiva política puesta en marcha por el máximo representante del partido del Gobierno en las Vascongadas, que rebate de plano las leyes españolas vigentes y las sentencias de nuestros tribunales, la respuesta de los socialistas es una tibia desautorización que, en boca de Rubalcaba y dada la trayectoria del personaje, hay que entender como la confirmación de que ese es precisamente el camino que el PSOE se ha fijado como estrategia.

Mayor Oreja insistía ayer desde los micrófonos de esRadio en que no debemos fiarnos de la aparente firmeza constitucional del Ejecutivo, que es exactamente lo mismo que ha venido sosteniendo en los últimos meses, a pesar de que por resaltar esa evidencia recibiera severas críticas incluso desde su propio partido. La reciente andanada de Eguiguren declarándose abiertamente a favor de legalizar al brazo político de los terroristas es la confirmación de que unos mentían, los de siempre, y el ex ministro de Interior y actual portavoz de los populares europeos decía la verdad.

Si el PSOE está realmente en contra de las insistentes declaraciones a favor de Batasuna de uno de sus presidentes regionales lo tiene muy fácil para que los españoles le creamos: no tiene más que expulsarlo del partido como acertadamente ha exigido la secretaria general del Partido Popular. En ese momento comenzaremos a barajar la posibilidad de que tal vez el PSOE no tenga intención de humillarnos otra vez ante los terroristas de la ETA. Mientras tanto toda precaución es poca, sobre todo si uno de los personajes de la trama es alguien como Rubalcaba.


 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation