Menú
EDITORIAL

El chantaje de ETA y las mentiras del Gobierno

Aunque personas como Alcaraz o Mayor Oreja sean un motivo de alivio y satisfacción, la operación “caballo de troya”, con la que se trata de neutralizar tanto a las víctimas como al PP, está tan lejos de acabar como lo están las mentiras de este Gobierno.

EDITORIAL
0
Aunque la tregua – o cese temporal– de la extorsión económica formara también parte del pacto –no menos temporal– entre el Gobierno del 14-M y ETA, eso no sería óbice para que el PP denunciara, tal y como ha hecho Mayor Oreja, “esa gran mentira” de Zapatero al tratar de ocultar la naturaleza chantajista y los objetivos soberanistas que los terroristas buscan con su “alto el fuego”.
 
Aunque improbable, ETA podría avenirse también a un cese temporal de la extorsión económica, si Zapatero le garantizase –eso sí– financiación pública a través de la legalización de Batasuna. Por ello, si resulta importante constatar qué actividades criminales se interrumpen y cuales no, más importante aún es ser conscientes de que ese cese, en todo caso, sólo lo es temporal y que exige, además, un pago político. En este sentido, y tal y como ha insistido Mayor Oreja, “lo único que hay que verificar es hasta dónde está dispuesto Zapatero a ceder ante ETA".
 
Zapatero ha creado esperanzas explosivas en ETA, de ese tipo de esperanzas que, si bien pueden llevar –como de hecho han llevado– a la organización terrorista a un cese de su actividad criminal, es con el único objetivo de verificar que sus totalitarias exigencias se hacen realidad. Llegados a este punto, Zapatero se hace rehén de sus propios compañeros de viaje. Intentar contentar a los que no se van a contentar no es algo estéril, sino contraproducente. No digamos ya cuando se trata de terroristas. Pero Zapatero lo que tiene en cuenta no es la criminal resaca que nos aguarda, sino que el anestésico de la paz dure lo bastante como para llegar a las próximas elecciones.
 
Las dosis de ese anestésico, sin embargo, tienen también su precio y lo que ZP ha pagado hasta ahora sólo cubre el comunicado de alto el fuego, no su eterno mantenimiento. ETA no puede ser más explicita, a este respecto, al advertir a sus compañeros de viaje que están “totalmente equivocados” si creen “irreversibles las decisiones de ETA sin desarrollar un proceso democrático”: “Euskal Herria no tiene futuro como pueblo bajo España y Francia y el conflicto no puede solucionarse bajo esa situación".
 
De la evidencia de que el gobierno del 14-M tiene que hacer nuevos pagos a ETA que hagan “avanzar” en términos jurídico-políticos las tesis soberanistas, nace la necesidad del gobierno de seguir mintiendo: Tanto para maquillar la realidad chantajista de ETA, como para sortear el obstáculo que para esta mascarada suponen las víctimas del terrorismo. Aunque personas como Alcaraz o Mayor Oreja sean un motivo de alivio y satisfacción, la operación “caballo de Troya”, con la que se trata de neutralizar tanto a las víctimas del terrorismo como al PP, está tan lejos de acabar como lo están las mentiras de este Gobierno.


 

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD