Menú
EDITORIAL

El Gobierno huye del control parlamentario

El Ejecutivo social-comunista desprecia al Legislativo casi tanto como la independencia del Poder Judicial.

EDITORIAL
0

Si de algo ha servido la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso de los Diputados es para poner en evidencia el absoluto desprecio del Ejecutivo social-comunista a todo tipo de control, incluido el parlamentario. Y no sólo porque los ministros, como han hecho en muchas otras ocasiones, se hayan negado a responder o hayan respondido con evasivas a las preguntas de la oposición, sino porque sólo han estado presentes seis de los 22 que conforman el Gabinete Sánchez.

El hecho de que Pedro Sánchez esté de viaje en Nueva York justifica la ausencia del presidente, así como la del ministro de Exteriores. Más discutible, sin embargo, es la del titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que ha sido justificada por la erupción del volcán en La Palma, algo que, por otra parte, puede ser visto como la mejor razón para que hubiera asistido y dado información sobre cómo se está gestionando el desastre, que la infame ministra Maroto denominó "espectáculo maravilloso".

Lo que no es de recibo es la espantada de los demás ministros, empezando por los de Podemos. Así, han quedado sin respuesta prácticamente la mitad de las preguntas inscritas en el orden del día.

Que no sea del agrado del Ejecutivo tener que dar explicaciones sobre la ominosa mesa de diálogo con el Gobierno secesionista catalán –incluido el indecente episodio de la retirada de la bandera española de una sala de la Generalidad– no es razón para la huida, como tampoco lo son, por muy espinosas que sean para Podemos, las revelaciones del Pollo Carvajal sobre Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero.

Lo peor de este antidemocrático desprecio al control parlamentario es que llueve sobre mojado. A este respecto, recuérdese el parón parlamentario que decidió la Mesa del Congreso el 19 de marzo del año pasado, cinco días después de que el Gobierno decretase un inconstitucional estado de alarma. Precisamente el Tribunal Constitucional ultima en estos días una sentencia que, con toda probabilidad, dictaminará que aquel injustificable cerrojazo al Congreso fue una vulneración del derecho al control del Gobierno por parte del Poder Legislativo.

Si a todo lo anterior sumamos el caso omiso que el Gobierno ha hecho a la enésima advertencia de la Unión Europea contra la designación política de los miembros del Consejo General del Poder Judicial, cabe afirmar que el Ejecutivo social-comunista desprecia el control del Poder Legislativo casi tanto como la independencia del Poder Judicial.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia