Menú
EDITORIAL

El nacionalista Iceta, reelegido por aclamación. ¿Ahora, España?

Pedro 'Ahora España' Sánchez, en manos del nacionalista catalán Miquel Iceta, que, como el condenado golpista Oriol Junqueras, piensa que Cataluña es una nación. En estas manos estamos.

EDITORIAL
0

La reelección de Miquel Iceta como líder del PSC apuntala la estrategia de Pedro Sánchez de negociar su investidura con los separatistas catalanes, incursos en un proceso golpista que pretende acabar con la Constitución, con la Nación y con su Estado de Derecho. Iceta, cuya aportación más reciente al debate político ha sido afirmar que hay ocho naciones en España ("las he contado"), ha defendido este fin de semana ante sus correligionarios su visión de una España plurinacional que seguramente hará las delicias del otro gran socio de Sánchez, el potendado chavista Pablo Iglesias Turrión, previsible presidente de un país del que abomina ("No puedo decir 'España'") y cuyos símbolos desprecia (recuerden su descripción del Himno como una "cutre pachanga fachosa").

La influencia del PSC en el PSOE es tremenda, no solo por los diputados y senadores que pertenecen a la formación nacionalista presidida por Iceta –empezando por la presidenta del Parlamento, Meritxell Batet–, sino por el descomunal complejo de inferioridad con que Ferraz sobrelleva esta relación tan tóxica para el PSOE y, sobre todo, para España. El PSC no funciona como una federación socialista más, sino como un partido confederado con el PSOE. Cosas del federalismo asimétrico... y una clarísima advertencia de cómo sería la relación de Cataluña con el resto de España en caso de que Iceta, Batet y compañía se salieran con la suya.

La reelección de Iceta por unanimidad –qué espectáculo bochornoso el de los procesos electorales internos de los partidos– tendrá su primera y más directa expresión en las negociaciones de Sánchez con el partido supremacista ERC, comandado por un sedicioso convicto, en las que el PSC se encargará de hacer recaer toda la presión sobre el PSOE, partido al que quiere despojar de una E que jamás ha hecho suya (el PSC se llama PSC a secas, no PSC-PSOE ni, mucho menos, PSOE-C).

Pedro Ahora España Sánchez, en manos del nacionalista catalán Miquel Iceta, que, como el condenado golpista Oriol Junqueras, piensa que Cataluña es una nación y que, mientras busca el abrazo de los separatistas, arde en deseos de, junto con estos, acordonar a las fuerzas constitucionales españolas. En estas manos estamos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios