Menú
EDITORIAL

El paro se dispara y el Gobierno sigue mintiendo

Lo cierto es que el Gobierno de Zapatero sigue sin admitir en su verdadera dimensión el grave deterioro económico que padecemos y, por tanto, sigue sin proponer propuestas claras de reforma orientados a solucionarlo

EDITORIAL
0

Si el año 2007 en España se cerró con 117.000 parados más, sólo este mes de enero ha concluido con más de 132.000 nuevos desempleados, la mayor subida mensual del paro registrado hasta la fecha.

Tras haber negado la existencia misma del problema, el gobierno de Zapatero esta vez no ha tenido más remedio que reconocer que estamos ante un "mal dato", pero sólo con el objetivo de apuntalar lo que sigue siendo una falsedad cómo es la de presentarlo como algo "coyuntural" que no impide describir la situación económica en España como "ciertamente positiva". Así ha tenido la desfachatez de describirla la vicepresidenta Fernández de la Vega, después de tildar de "apocalípticos" a quienes consideramos que la situación económica "no va bien".

¿Pero cómo "va a ir bien" si somos el país europeo que más paro ha creado en el último trimestre, tal y como reflejan los últimos informes de la oficina estadística comunitaria? Cuando se están perdiendo una media de 4.400 empleos diarios lo mínimo que se puede decir es que la cosa "no va bien".

Más aun si al dramático dato del incremento del paro se le une la publicación este lunes de un informe de Caixa Catalunya que detalla y todavía hace más preocupantes los datos relativos a la histórica inflación que padecemos. Si el IPC general alcanzó el 4,2% en diciembre, el último informe de coyuntura de esta entidad bancaria señala que el precio de los productos de compra habitual, tales como los alimentos básicos, el tabaco, el transporte y el ocio, aumentó un 7,9% al finalizar el año.

Por otra parte, ¿cómo creer que el incremento del paro es un dato puntual y reversible a corto plazo con este Gobierno, si el ministro Caldera lo único que ha balbuceado como solución al problema se reduce a un impreciso proceso de reciclaje y formación de quienes han perdido su trabajo? ¿Cómo creer a Caldera cuando dice que el incremento del paro se ha debido exclusivamente al reajuste "rápido y concentrado" del sector de la construcción cuando el sector que más desempleo ha experimentado, según los propios datos ofrecidos por el Ministerio de Trabajo, ha sido el de los servicios?

Lo cierto es que el Gobierno de Zapatero sigue sin admitir en su verdadera dimensión el grave deterioro económico que padecemos y, por tanto, sigue sin proponer propuestas claras de reforma orientadas a solucionarlo. Lo sigue confiando todo a la propaganda y a los buenos datos que en el pasado le procuró la inercia del impulso liberal y reformista que sí llevo a cabo el Partido Popular. Pero esa inercia y ese impulso se han agotado y empezamos a caer. Y en picado.


 

En Libre Mercado

    Servicios