Menú
EDITORIAL

El PSOE, abonado a la estupidez y la traición

Hay que frenar a este PSOE, a Sánchez y a sus socios bolivarianos y separatistas. Desbaratar sus planes y alejarlos del poder.

EDITORIAL
0

Tras el ominoso estatuto de Cataluña que el Tribunal Constitucional suprimió en parte, fue José Luis Rodríguez Zapatero –su principal promotor– el que dijo, en una entrevista muy recordada, que en diez años España sería "más fuerte" y Cataluña estaría "más integrada".

El éxito de la profecía del infame fue perfectamente descriptible, y aquel desarrollo estatutario no reclamado por nadie desembocó en ataques más graves a España y en un desafío separatista que sigue amenazando la integridad nacional y está destrozando minuciosamente Cataluña.

¿Cuál es la respuesta del PSOE y del PSC a este panorama? Pues, como por desgracia era de prever, la peor: el perdón a los golpistas y, tal y como ha anunciado este jueves Salvador Illa, un nuevo referéndum, que en esta ocasión tendría que ratificar otro estatuto autonómico.

El asunto sería para partirse de la risa si no fuera tan serio y si no estuviese en manos de un Gobierno que ya ha demostrado que es capaz de cualquier cosa para mantenerse en el poder, incluyendo la venta en almoneda de aquello que jamás debería ser puesto en cuestión y que, desde luego, no está en disposición de entregar: la soberanía nacional.

Pero, más allá del fondo de la cuestión, llama poderosamente la atención el empecinamiento de los socialistas en insistir en lo que no sólo no sirvió para solucionar el problema en Cataluña, sino que la empeoró de una forma evidente. Por otro lado, pensar que lo que ofrece Illa es suficiente para satisfacer a los socios separatistas de Sánchez es de una estupidez estupefaciente: lo han dicho por activa y por pasiva e incluso lo dice Junqueras en la famosa carta que tanto regocijo ha causado a muchos: el separatismo sólo se dará satisfecho con la independencia, no con algún estadio intermedio que, además, Sánchez tampoco puede entregarles de forma legal.

Los socialistas, en suma, nos llevan a un nuevo callejón sin salida con su cóctel de irresponsabilidad, desprecio por la Nación y estupidez; y las consecuencias podrían ser irreversibles. Hay que frenar a este PSOE, a Sánchez y a sus socios bolivarianos y separatistas. Desbaratar sus planes y alejarlos del poder. Y el primer paso para ello es la manifestación de este domingo en Colón.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD