Menú
EDITORIAL

ETA intenta colarse en Estrasburgo

De lo que no debemos tener dudas es de la intención de ETA de conservar los recursos políticos y económicos que le otorga la representación institucional que desgraciadamente ha seguido manteniendo tras la entrada en vigor de la Ley de Partidos.

EDITORIAL
0

El Gobierno, a través de la Abogacía del Estado, ha decidido finalmente impugnar este miércoles la candidatura presentada por Iniciativa Internacionalista a las elecciones europeas, que está encabezada por un proetarra con pretensiones de dramaturgo, el ex candidato de HB, EH y ANV, Alfonso Sastre. La demanda se presentará este jueves, al entender los servicios jurídicos del Estado que "existen bastantes pruebas que acreditan que esta candidatura es una sucesión fraudulenta del entorno ETA-Batasuna".

Desde 1989, Sastre se ha presentado en listas proetarras en seis ocasiones: la primera por HB, después por Euskal Herritarrok y por HZ, y la última, en 2008, por ANV. Aunque el único de los candidatos supuestamente "contaminado" es el propio Sastre, la sustitución de los avales perdidos por otros procedentes de un partido ilegalizado por pretender suceder a Batasuna ha llevado a la Fiscalía a inclinarse por impugnar la candidatura. Hay que tener presente, por otra parte, que en esta lista de Iniciativa Internacionalista-Solidaridad entre los Pueblos figuran candidatos que, si bien no han integrado nunca las ilegalizadas terminales políticas de ETA, han dejado en numerosas ocasiones de manifiesto sus simpatías hacia ella. Tal es el caso de la abogada Doris Benegas, miembro de Izquierda Castellana, que ha participado en varios actos públicos junto a Batasuna, o el de la ex dirigente de IU Ángeles Maestro, que en 2005 fue reprobada por el PCE por pedir el voto para el posteriormente ilegalizado PCTV.

El tiempo dirá si las pruebas son suficientes como para que esté justificada la impugnación de esta lista. De lo que no debemos tener dudas es de la intención de ETA de conservar los recursos políticos y económicos que le otorga la representación institucional que desgraciadamente ha seguido manteniendo con posterioridad a la entrada en vigor de la Ley de Partidos. Así lo siguen acreditando varios y recientes documentos de ETA, entre ellos uno del comando Hego Haizea y dos de la planificación bianual de Batasuna. Lo que ocurre, tal y como han señalado fuentes fiscales, es que ETA y su entorno actúa de forma que las impugnaciones de sus listas entrañan cada vez una mayor dificultad, pues innovan con "sistemas más sofisticados y complejos". La ley está prevista para partidos y agrupaciones electorales, pero hubo que cambiar este enfoque después de que Batasuna utilizara un partido ya existente, como era Acción Nacionalista Vasca, y ahora hay que estudiar si Batasuna podría estar "contaminando" esta coalición integrada por varios partidos que son legales. En cualquier caso, ha de quedar claro que, tal y como evidencia la incuestionada candidatura de Aralar, la Ley de Partidos no ilegaliza ideas, ni siquiera las del secesionismo vasco de izquierdas, sino las que sirven de plataforma a una organización terrorista.

Cabe señalar, por último, que este encomiable celo de los órganos judiciales dependientes del Gobierno de cara a impedir que los proetarras se cuelen en Estrasburgo, contrasta con la pasividad del Ejecutivo a la hora de erradicar definitivamente la presencia que los proetarras todavía conservan en numerosos ayuntamientos vascos y navarros. Así se podría hacer, sin necesidad de tener que esperar a las próximas elecciones municipales, si Zapatero aplicara el artículo 61 de la Ley de Bases de Régimen Local. Claro que esa es una de las nefastas herencias de un pasado en el que este Gobierno socialista no sólo se negó a aplicar la Ley de Partidos a PCTV y ANV, sino que además respaldó el diálogo con ETA hasta en la mismísima sede del Parlamento Europeo.


 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation