Menú

La denuncia contra Moa retrata a los comunistas

Sin duda pertenece a la sensibilidad de la izquierda en general, pero sobre todo del comunismo, procurar silenciar a aquellos cuyas ideas les molestan porque contradicen sus fantasías.

0

Lo ha dejado bien claro Izquierda Unida: no es iniciativa suya aunque sí de unos militantes a los que no desautoriza, porque comparte su "sensibilidad". Sin duda pertenece a la sensibilidad de la izquierda en general, pero sobre todo del comunismo, procurar silenciar a aquellos cuyas ideas les molestan porque contradicen sus fantasías. Y les resulta especialmente molesto que haya sido precisamente un ex comunista quien haya desecho, mediante libros que se han vendido por centenares de miles de ejemplares, la idea en la que basan su superioridad moral: que las derechas fueron "los malos" de la Guerra Civil y las izquierdas "los buenos". Sin eso, tendrían que luchar en igualdad de condiciones con la derecha, sin la clásica soberbia de quien se cree mejor simplemente por ser de izquierdas. Y, claro, están dispuestos a todo con tal de evitarlo.

Jamás han hecho un intento serio de refutar sus escritos historiográficos, especialmente los más serios, los referidos a la Segunda República; sus historiadores "profesionales", profesores universitarios, han rehuido el debate con la excusa de que los trabajos de Moa no eran suficientemente académicos para ellos. Cuando finalmente alguno ha intentado bajar a la arena, lo ha hecho tarde y mal, como le sucedió a Reig Tapia, incapaz de refutar los datos aportados por Moa y obtenidos de  documentos de los partidos de izquierdas de la época. Y es que a estas alturas resulta imposible defender que el Frente Popular defendiera la libertad, la legalidad y la democracia. Stalin, responsable de la muerte mediante represión y hambrunas provocadas de unos 20 millones de seres humanos, resulta que en España defendió la democracia y la libertad. De risa, si no se empeñaran en hacerlo pasar por la realidad de lo que sucedió en los años 30.

Lo que sí está meridianamente claro es que lo que deben hacer todo "buen tío", aparte de defender a Pío, es denunciar los crímenes del comunismo y que exista un partido que jamás ha pedido perdón por los más de cien millones de personas asesinadas por las tiranías gobernadas por su ideología. El comunismo, como recordara Jean François Revel en La gran mascarada y predijera Friedrich Hayek en Camino de servidumbre, no puede producir más que dictaduras totalitarias y criminales. Que encima los defensores de semejante aberración pretendan demandar por injurias a personas que engrosaron sus filas, recapacitaron y ahora trabajen para retratarlos como son y han sido siempre no es más que otros abuso torticero de la Justicia.


 

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios