Menú

La independencia de Cataluña ya se defiende en Moncloa

El PP Rajoy y Montoro no sólo ha renunciado a combatir ideológicamente la deriva secesionista de Cataluña, es que la ha subvencionado con prodigalidad.

EDITORIAL
14

El Gobierno parece estar desarrollando una nueva fase de su estrategia de apaciguamiento hacia el nacionalismo catalán. No es en sí una novedad: desde hace años, el PP de Mariano Rajoy y Cristóbal Montoro no sólo ha renunciado a combatir ideológicamente la deriva secesionista de Cataluña, es que la ha subvencionado con prodigalidad.

El resultado es el sabido: el proyecto de ruptura de España tiene fecha, logró un holgado triunfo en las elecciones autonómicas –si bien mucho menor de lo que sus protagonistas esperaban– y si no parece avanzar más en el camino de la separación definitiva es por sus propias contradicciones y sus gravísimos errores, no por la inexistente presión que se haya podido hacer desde Madrid.

Sin embargo, no contentos con pagarlo –o, mejor dicho, con que lo paguen los contribuyentes–, el presidente y la vicepresidenta del Gobierno han invitado a los dos máximos responsables de la Generalidad golpista a Moncloa y firmado una extraña tregua judicial por la que se evitarán una serie de recursos ante el Tribunal Constitucional.

Cabría preguntarse qué sentido tiene este gesto en un momento preelectoral, pues ahonda en una táctica que es obvio no ha dado resultado y los del Junts pel Sí no han dado la más mínima muestra de ceder un milímetro en sus pretensiones. Bien al contrario: uno de los frutos indiscutibles de la reunión de este jueves entre Soraya Sáenz de Santamaría y Oriol Junqueras es que, por primera vez, la independencia de Cataluña se ha defendido en la Moncloa.

También habrá quien piense si una reunión como la de este jueves no ha servido, sobre todo, para dar visibilidad a las ambiciones de sus protagonistas, dos vicepresidentes cuya fidelidad a sus superiores no parece estar, precisamente, a toda prueba.

En cualquier caso, lo que debe preocupar al ciudadano medio es si esta estrategia y estas reuniones están sirviendo para hacer más firme la posición de los que desean que Cataluña siga siendo una parte de España o la de los que están por la ruptura. Por desgracia, la satisfacción que transmitía Junqueras a su salida del encuentro deja poco espacio para la duda.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios