Opinión
Noticias y opinión en la red
8-II-2008

La insistencia socialista en el diálogo con ETA

La bochornosa negativa de los socialistas a derogar la resolución parlamentaria a favor de ese eufemismo de la "búsqueda dialogada del fin de la violencia" ya es de por sí lo bastante elocuente. Más, por si lo fuera poco, este jueves, el secretario general de los socialistas guipuzcoanos, Miguel Buen ha afirmado textualmente que "José Luis (Zapatero) y los socialistas lo hemos intentado, y no sólo no nos arrepentimos de ello, sino que estamos orgullosos, y les puedo asegurar que si se diesen nuevamente las circunstancias necesarias volveríamos a intentarlo, pero es obvio, por desgracia, que ahora mismo esas circunstancias no se dan". Una nota posterior del PSE ha venido a ratificar las palabras de Buen, insistiendo –eso sí– en que "en estos momentos, no hay ninguna posibilidad de retomar el diálogo con ETA".

Por mucho que el Gobierno de Zapatero haya negociado con ETA antes, durante y después de la tregua terrorista, y por mucho que pudiera estar haciéndolo también en "estos mismos momentos", no dejemos que las mentiras de los dirigentes socialistas nos impidan ver la triste verdad que entreveran en sus declaraciones. A saber, que hay una disposición confesa –"orgullosa", por lo visto– por parte de los socialistas a jugar un "segundo tiempo" en su negociación con el terror.

¿Hace falta algo más para darse cuenta de que lo de la supuesta confrontación actual del Gobierno de Zapatero con la organización terrorista es, en el mejor de los casos, sólo algo temporal, sólo una "fase", tal y como dijo el propio Rubalcaba?