Menú
EDITORIAL

Lo que va de Iglesias a Díaz Ayuso

El odio de personajes como la condenada Serra o su controlador Iglesias a la presidenta madrileña es, en realidad, una suerte de elogio involuntario a quien no deja de ponerles en bochornosa evidencia.

EDITORIAL
0

La izquierda miserable instalada en el Gobierno de la Nación, la izquierda de Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Irene Montero, Carmen Calvo y el ominoso etcétera, sigue tratando de rehuir su tremenda responsabilidad en la devastadora expansión del coronavirus por el repulsivo método de poner en la mira a los Gobiernos autonómicos que la dejaron en pavorosa evidencia.

La presidenta de la Comunidad de Madrid es el objetivo preferido de esta izquierda siniestra buena para nada. Así, para apartar el foco del macho alfa Iglesias, la lacayesca podemarra Isabel Serra ha acusado a Isabel Díaz Ayuso de haber dado una "orden política" para que no se trasladara a los hospitales de la región a los ancianos contagiados residentes en centros de mayores.

La presidenta madrileña ha desmontado la patraña comunista de la mejor manera posible, tirando de datos como estos: hubo más de 10.000 traslados desde las residencias a los hospitales de la región, y sólo en el de La Paz el 32% de los ingresados en los días dantescos que siguieron al infame 8-M procedían de ese tipo de centros.

En efecto: estos ataques mendaces contra el Gobierno regional madrileño son una burda estrategia para tratar de desviar la atención del tan fanático como incompetente vicepresidente Iglesias, al que se confirieron plenos poderes sobre las residencias en fecha tan temprana como el 19 de marzo. ¿Qué hizo el potentado comunista para evitar la terrible mortandad provocada en ellas por el virus? Lo saben los podemarras mejor que nadie: nada.

El odio de personajes como la condenada Serra o su controlador Iglesias a la presidenta madrileña es, en realidad, una suerte de elogio involuntario a quien no deja de ponerles en bochornosa evidencia.

En España

    0
    comentarios

    Servicios