Menú
EDITORIAL

No hay que defraudar a ETA antes de hora

Zapatero ha sido el presidente de Gobierno que más indignas y explosivas esperanzas ha generado en la organización terrorista con tal de lograr el anestésico de una tregua.

EDITORIAL
0

Días después de que ETA amenazara, una vez más, con volver a la "lucha armada" si no se atienden sus exigencias soberanistas y los compromisos adquiridos con el Gobierno del 14-M, y horas después de que Otegi protestara por la situación de bloqueo de las negociaciones, se ha sabido, por unas declaraciones de Zapatero al diario alemán Die Zeit, que "en las próximas semanas" tendrán los primeros contactos, "exploratorios y preliminares", con la organización terrorista. Si bochornoso es que los españoles nos tengamos que enterar de estas cuestiones por las filtraciones de un diario alemán, no lo es menos la mentira del presidente al decir que se tratarán de los primeros contactos con la organización terrorista.

En cualquier caso, lo importante es señalar que estas declaraciones de Zapatero bien pueden servirle para ganar tiempo y para calmar a sus ansiosos y chantajistas compañeros de viaje, por mucho que ello favorezca la interpretación que los terroristas hacen de la "paz": no como su derrota, sino como el reconocimiento de su victoria.

Dar esperanzas a ETA, por indigno y contraproducente que sea, no es lo mismo que satisfacerlas. José Luis Rodríguez Zapatero ha sido el presidente de Gobierno que más indignas y explosivas esperanzas ha generado en la organización terrorista con tal de lograr el anestésico de una tregua que hiciera admisible la creación de un frente anti-PP con las formaciones separatistas y un gancho electoral disfrazado con los ropajes de la "paz" con la que concurrir de nuevo a las elecciones.

Fue mucho lo que Zapatero prometió –"tenga el alcance que tenga"– y mucho lo que cedió por lograr una tregua; véanse las cenizas de facto del acoso policial y legal a ETA-Batasuna, de la Ley de Partidos o del Pacto Antiterrorista. Más tendrá que pagar para lograr nuevas dosis del anestésico si pretende que le dure hasta las próximas elecciones. Este miércoles, en un diario alemán, Zapatero ha tranquilizado a ETA recordando, simplemente, su disposición a seguir pagando.


 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios