Menú

Por fin, contra Garzón

EDITORIAL

En vista de indicios tan claros, resulta comprensible que el Supremo haya adoptado por unanimidad la decisión de admitir a trámite la querella de Manos Limpias e imputar al juez Garzón. Otra cosa es que llegue a sentarlo en el banquillo. (Volver)
CarlosM dijo el día 29 de Mayo de 2009 a las 13:25:15:

Creo que hay otro antecedente, el de la inhabilitación del juez Calamita al considerar el TSJ que su petición de una pericia había sido hecha de mala fe para retrasar su sentencia y guiado por su sesgo político. No se le condenó por prevaricación pero sí se le ha inhabilitado. Creo que el caso de Garzón, pidiendo el certificado de defunción del Caudillo es, exactamente, lo mismo.

inferno dijo el día 29 de Mayo de 2009 a las 08:33:59:

Ignorantia legis no excusat. ¿Pero acaso no es principio de ley que el desconocimiento de la misma no exime de su cumplimiento? ¿En qué quedamos? ¿Hay justicias distintas según el imputado?
Que un ciudadano de a pie pueda ignorar alguno de las leyes o normas que rigen o regulan alguna actividad determinada es de alcance común, pero si un juez cualesquiera leyes de su país, más aún las que son de público conocimiento y si le han advertido de ello, no tiene excusa. Si Garzón no se sienta en el banquillo, será porque la justicia en España es una componenda, no porque no haya pruebas suficientes para procesarlo y condenarlo.

quasimod dijo el día 29 de Mayo de 2009 a las 07:45:11:

"ABANDONAD TODA ESPERANZA" Es el rótulo que Dante sitúa en la entrada del Infierno. Pues aquí podemos estar ante un caso similar.

Tratándose de Garzón, y debiendo ser instruida su causa por un juez tachado de parcial por el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo en un caso inverso, esto es, el caso de un juz imparcial acusado de prevaricación y que, pese a no aparecer ni en la fase de instrucción ni en la fase de plenario prueba suficiente que llevase a la convicción plena y sin atisbo alguno de duda para imputarle la comisión del delito, fue condenado "por si acaso se le ocurre prevaricar", que tiene bemoles.

Por tanto, dudo mucho de la prosperabilidad de la querella, si como ya han anunciado desde la Sala Segunda del T.S. la admiten a trámite no porque haya indicios racionales de criminalidad, sino porque NO LES QUEDA MÁS REMEDIO QUE ADMITIRLA.

Como Cristo en la cruz, "Padre, si es posible pase de Mí este cáliz..."

Y Cristó apuró su cáliz. Pero el T.S. no es Cristo, puede terminar derramando sobre los oferentes -querellantes- el amargo líquido de la pasión. Demos tiempo al tiempo.

« 1 »