Menú

Uribe tumba a Garzón

El exjuez puso sobre la mesa temas que él creía embarazosos para Uribe. Se equivocó. Esperaba arrinconar al expresidente. Ocurrió todo lo contrario.

Eduardo Mackenzie
4

Excelente, la entrevista concedida por el expresidente Álvaro Uribe al exjuez Baltasar Garzón y al comentarista Pedro Medellín en Canal Capital. Fue un diálogo largo y difícil pero lleno de interés y de sorpresas. Vale la pena escucharlo y anotarlo con atención. Se aprende mucho al escuchar ese vivo intercambio. Sobre todo por el tono de ciertas preguntas y por la calidad de las respuestas.

Creo que, aunque una de las más peligrosas, es la mejor entrevista que ha concedido el expresidente Uribe en muchos años. Sus interlocutores no fueron allá a hacerle concesiones. Sino a tratar de arrinconarlo. Ambos cometieron un error de novatos, de aficionados: hacer dos y tres preguntas en una y creer que un entrevistado tan experimentado podía ser dominado por ellos, y encima en un plató de televisión.
 
Ningún tema fue vedado, y el doctor Pedro y el doctor Baltasar pudieron interrogar y repreguntar. Pero hubo algo más. Baltasar Garzón puso sobre la mesa temas que él creía embarazosos para Uribe. Se equivocó. Esperaba arrinconar al expresidente. Ocurrió todo lo contrario. Uribe respondió a todo con cifras, detalles y hasta con anécdotas; y además quiso ir mucho más allá de esas respuestas. Pero fue interrumpido. Es como si los interlocutores no quisieran que el entrevistado respondiera. Sensación extraña. Curiosa impresión.
 
Uribe dio datos precisos a Baltasar Garzón y lo invitó a ahondar en algunos temas y a constatar ciertas situaciones en algunos departamentos, donde el exjuez español cree que la cosa está muy tranquila: Cauca, Nariño, Valle, Putumayo, etc. El doctor Baltasar se echó para atrás. Dijo que él no iba a investigar nada.
 
Hay que reconocerlo: los entrevistadores acabaron varias veces en la lona, y eso se ve muy claramente en el video.
 
En la entrevista fueron abordados los temas más candentes de la coyuntura política, como el acuerdo de La Habana entre las FARC y Santos, como el aumento de la inseguridad en el país, como el grave problema de la desaparición del fuero militar, como el contubernio entre las Bacrim [bandas criminales] y las FARC, que hizo posible el atentado contra el exministro y periodista Fernando Londoño Hoyos.
 
Pero también, gracias a Uribe, se pudieron ventilar temas candentes del pasado, de gran actualidad hoy, que algunos quisieran olvidar, como los resultados de la seguridad democrática, la desmovilización de las AUC, el debilitamiento del narcoterrorismo, los falsos positivos, las intercepciones telefónicas ilegales, la diferencia filosófica abisal que existe entre la ley de justicia y paz de Uribe y el "marco para la paz de Santos, que abrió un boquete a la Constitución al permitir que en un futuro próximo narcotraficantes, secuestradores, extorsionadores y criminales de la peor especie queden en libertad y puedan participar en política y ser elegidos, y puedan hasta discutir y decidir sobre la construcción y el destino histórico del país.   
 
Esta entrevista se convertirá muy pronto en un verdadero documento político, en un instrumento de trabajo para los que quieren saber qué está pasando realmente en la Colombia de hoy.

© Diario de América

Eduardo Mackenzie, periodista colombiano residente en París. Autor de Les Farc ou l'echec d'un communisme de combat

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation