Menú

Con su pan se lo coman

Emilio Campmany

Los talibanes del antitabaquismo se han salido con la suya prohibiendo la presencia de los que fumamos en todos los espacios públicos para no tener que elegir entre nuestra compañía y un espacio sin humo. (Volver)
fermos dijo el día 6 de Enero de 2011 a las 16:00:27:

Parece mentira, mi admirado D. Emilio, un hombre tan inteligente como usted de pronto se nos muestra como un drogadicto dependiente de una maldita hierba dañina, a la que subordina cosas tan importantes como la amistad y los placeres de la mesa.... si no lo veo no lo creo!

Y toda la compañia de adictos que le ha salido aqui, creyendose cargados de razon e insultanddo (alguno) a los no fumadores, a los que seguro envidian en el fondo por haber conseguido librarse de semejante drogadiccion, dañina para todos y molesta para muchos.

Señores fumadores, hagan el favor de leerse el comentario de Ppro, en el que compara con gran acierto sus humos venenosos y molestos con las ventosidades humanas y descubriran cómo les vemos realmente los que no fumamos: como niños y/o inmaduros que no pueden consigo mismos y no saben ni aguantarse los pedos en presencia de otros.... lamentable imagen, verdad? Pues es lo que hay...

Lo siento por ustedes, pero el fumar no tiene futuro, por ser dañino para la salud, y tarde o temprano tenia que venir una ley como esta, que por cierto es menos dura que las que rigen hace tiempo en el pais mas libre del mundo: USA.

Saludos y gracias por una vez a este desastroso gobierno por evitar ser envenenados en los locales publicos, como venian produciendo hasta ahora la combinacion del egoismo y la drogadiccion de la poblacion fumadora.

SansFoy dijo el día 3 de Enero de 2011 a las 21:04:02:

Con mi pan, con el de usted...
nuestros amos los sociatas
se harán enormes bocatas,
que estamos a su merced.

Y don Mariano, entre tanto,
(él, que al humo no hace ascos)
a torta limpia con Cascos...
¡Cielo Santo! ¡Cielo Santo!


Lo tenemos crudo, querido don Emilio. Lo tenemos clarinete. Yo también soy fumador de habano gordo, pero hace ya tiempo que me recluí en esos antros de la honesta cuchipanda que los vascos llamamos "txokos" o "sociedades". Hasta la fecha, le hemos dado el pase foral a la prohibición.
Alguna ventaja tenía que tener el "hecho diferencial" ese de los cojones.

Un fuerte y solidario abrazo. ¡Ni un paso atrás!

Tripoli dijo el día 3 de Enero de 2011 a las 20:36:13:

Excelente artículo! Me siento identificado casi al cien por cien, la diferencia es que yo no tengo ni whisky de malta, ni Vega Sicilia en casa, pero es que la cosa económica está muy mal :(
Por lo demás, la impresión que me da es que como los políticos se pasan las leyes por el esfínter, (cuando prohibieron fumar en el trabajo, Zapatero pactó el estatuto mientras se inflaba a fumar el muy cab**n), cuantas más cosas prohiban a los ciudadanos, más privilegios tienen ellos. Los políticos fumarán donde les dé la gana, igual que se meten todo tipo de drogas (os acordáis de lo del parlamento italiano, el 32% iban drogados), todos son feministas y se pasan el día en los puticlubes, en el coche oficial van a 200 por hora, y si a algún ciudadano lo pillan a esa velocidad lo meten al trullo, Zapatero es superecologista,pero se va de compras a Londres con un avión del ejército (con lo que contaminan)... Y bueno, paro de relatar porque podría pasarme todo el día.
Saludos.

gracian dijo el día 3 de Enero de 2011 a las 20:30:08:

Don Emilio, convoque a la peña en el Asador Guadalmina de Marbella y transmita por LD la tertulia posterior una vez en semana

viquinga dijo el día 3 de Enero de 2011 a las 19:07:55:

Estoy de acuerdo con usted,siempre he respetado a la persona que estuviese a mi lado a la hora de encender un cigarrillo,¿ porqué no se me respeta a mi?
Hoy ,sin ir más lejos,al salir del metro en Ruben Dario, he encendido mi cigarro matinal, pues habia unos señores,! no se imagina la cara que han puesto, mirando fijamente el pitillo! vamos que ahora somos bichos raros.

Si lo consigue, que lo dudo, el que yo deje de fumar, será lo unico bueno que habr´s hecho Zetaparo en su vida, saludos.

Egnacio dijo el día 3 de Enero de 2011 a las 18:10:06:

Amen.

jorgegvr dijo el día 3 de Enero de 2011 a las 17:57:25:

Con la anterior ley sobre el uso de tabaco en espacios públicos cerrados, se dió la oportunidad a todos los locales de ocio, para ser espacios sin humos, o realizar una reforma que permitiera la renovación del aire.

¿Por qué la gran mayoría tomaron la decisión de permitir que se fumara en su local?. ¿Por qué llegaron a poner un bote de cristal, para que sus clientes pusieran si preferían que fuera, o no, un local libre de humos?.

La respuesta es que la mayoría de sus clientes disfrutan del cigarro o del puro. Porque si la mayoría de sus clientes fueran no fumadores, no habría hecho falta esta nueva ley.

Yo ya me despedí del camarero, y de la camarera del pub. Y esta mañana pude fumar mi cigarro con el café y magdalenas. Y ojo, todo de la mejor calidad. ¿Saben lo mejor de todo?. Pues que por lo que me costaba un desayuno con churros, 2 euros, durante dos días, ya tengo para desayunar toda la semana.
Así que si pienso en que un cubata o una copa me solía salir por 8 euros, no quiero ni imaginarme la mejora de calidad y el ahorro que va a suponer montar las fiestas en casa. Y sin los típicos energúmenos que a altas horas pueblan como zombis las calles de nuestras ciudades.

fernand5 dijo el día 3 de Enero de 2011 a las 16:55:44:

Esta medida viniendo del PSOE, es una vuelta de tuerca más para conseguir la dictadura democrática, que es un régimen con aspecto de democracia, pero que al analizarlo ves que es un sistema liberticida, donde el individuo se tiene que plegar a lo que diga el rebaño.

Pensar que aquí hubo un día un 2 de Mayo, parece imposible.

PPro dijo el día 3 de Enero de 2011 a las 14:37:24:

Estimado Sr. Campmany:

Para empezar, quiero hacer constar que la política represora que este gobierno socialista viene practicando me parece intolerable.

No obstante, tengo la impresión de que su afirmación "...prohibiendo la presencia de los que fumamos en todos los espacios públicos..." no es del todo correcta. Lo que se prohibe no es su presencia, sino el humo que desprende su puro, que es perjudicial para todos y molesto para muchos. Su compañía seguirá siendo agradable para muchos de nosotros, y por supuesto que nadie se la prohibe.

Como usted probablemente sabrá, las ventosidades que expelemos los humanos por el ano, están compuestas en su mayor parte de Dióxido de Carbono, Hidrógeno, Metano y en pequeñísimas cantidades de Sulfuro de Hidrógeno y Azufre. Estos gases, en las concentraciones presentes en un pedo, no provocan ningún tipo de perjuicio en la salud de quien los inhala. Sin embargo, la presencia de Sulfuro de Hidrógeno y Azufre sí causa en muchos casos asco y repugnancia.

Por estos motivos, estoy seguro de que si uno de sus acompañantes, se tirase un sustancioso pedo en su cara tras ingerir un buen cocido madrileño, usted no estaría muy de acuerdo en tener que soportar el hedor mientras se come una deliciosa tarta de San Marcos. Y eso teniendo en cuenta que el citado pedo no perjudica su salud.

Si lo piensa bien, entenderá que los no fumadores no queramos respirar su humo. En primer lugar porque es dañino, y en segundo porque a muchos nos resulta realmente asqueroso respirarlo, y más aún si estamos comiendo.

Afortunadamente, la mayoría de los comensales que poseen una buena educación, reprimen sus antojos fisiológicos en la mesa (y fuera de ella) cuando están en compañía. No hace falta para ello ninguna ley antipedos.

En cambio, en el caso del tabaco sí es necesaria la ley, ya que existen muchos fumadores desaprensivos, como por ejemplo usted, que anteponen sus deseos al respeto a los demás que requiere la convivencia.

Lamento enormemente que la prohibición de fumar nos vaya a privar de su compañía, pero la decisión de no acompañarnos es sólamente suya.

Saludos cordiales.

Alacaida dijo el día 3 de Enero de 2011 a las 14:12:33:

Admirado Sr. Capmany:

Voy a hacer lo mismo que Vd. Cuando tienes una Visa Oro en el bolsillo todos son tus amigos; si la pierdes... desaparecen. Pues sí señor; el que quiera compartir sus placeres como el vino, los manjares, las charlas amenas... que se busque a un gilipollas no fumador que lo pague. Queda Vd. invitado (virtualmente) a mi casa con su señora (con quien quiera) a disfrutar de todos esos placeres, incluido el tabaco. Los que se quedarán solos serán los intolerantes parásitos aprovechados.

Por último, decirle que yo también me he despedido de todos esos camareros y propietarios de buenos bares, que ya han perdido mi presencia y la de los "amigos" a los que siempre he invitado con toda mi buena intención y cariño. Ahora podrán ir ellos solos, sin humo, a pagar de su bolsillo su triste soledad.

Ahora me fumaré un cigarrillo con un buen vino y un exquisito aperitivo a su salud, maestro.

Felicidades por decir estas verdades como puños.

capitanalacaida@gmail.com

« 1 2 3 »