Menú

Andalucía, el paro y el PER

La picaresca y el fraude rodean el sistema, bien porque muchos de los que perciben el subsidio trabajan en la economía sumergida, bien porque muchos políticos locales, firman peonadas que jamás se han trabajado

Emilio J. González
7

¿Por qué Andalucía tiene una tasa de paro del 31,23%, la más alta de España, mientras que la media nacional es del 22,85%? Que los socialistas lleven toda la vida gobernando allí tiene mucho que ver con ello; que la corrupción galopante sea un mal endémico en la región, también. Pero, probablemente, la principal razón es que Andalucía se beneficia del PER.

El PER (Plan de Empleo Rural) supone que los trabajadores del campo andaluces se pasen seis meses cobrando el subsidio agrario en cuanto tienen 35 peonadas o jornadas de trabajo. Con 70, cobran todo el año. La cantidad que perciben por ello no es muy importante, 420 euros al mes. Pero si en una familia varios de sus miembros cobran el PER, entonces pueden vivir, sobre todo si tenemos en cuenta que el nivel de precios en el medio rural andaluz es, aproximadamente, el 40% del de Madrid. Además,
muchas de esas familias tienen su pequeño huertecito que les ayuda a ir tirando. Y, como no podía ser menos en Andalucía, la picaresca y el fraude rodean todo este sistema, bien porque muchos de los que perciben el subsidio agrario trabajan en la economía sumergida mientras lo cobran, bien porque muchos políticos locales, sobre todo los de izquierdas, firman peonadas que jamás se han trabajado para que sus votantes puedan cobrar el subsidio agrario. Pero, ojo, el PER sólo se cobra si uno vive en Andalucía o en Extremadura, no en el resto de España.
 
Pues bien, si esto ya es de por sí una política social mal entendida, lo es todavía mucho más cuando se tiene en cuenta que muchos empresarios agrícolas españoles tienen que traer inmigrantes a trabajar para recoger sus cultivos porque los trabajadores agrarios andaluces, en cuanto han reunido las peonadas que les dan derecho al PER, se van a su casa y no quieren saber nada del resto. ¿No sería más lógico que a los beneficiarios
de esta política se les obligara a recoger la fresa en Huelva, ya que cobran el subsidio agrario, en vez de que los oscenses tengan que traer a extranjeros para hacer la misma labor? ¿Y a trabajar en los cultivos de Almería? Pues eso que a usted le parece de sentido común, a los que defienden el PER no. Y no digamos ya si se trata de ir a recoger la fruta en Aragón. Como resulta que el PER se creó, entre otras razones, para que
andaluces y extremeños no tuvieran que marcharse de su región de origen, pues tampoco pueden recoger fruta en Aragón.
 
A la luz de todo esto, no es de extrañar que Andalucía sea, con diferencia, la región más atrasada y con mayor desempleo de España. Y lo será mientras subsista el PER. Lo que no entiendo es por qué los políticos del PP insisten en mantenerlo cuando es un sistema injusto que consagra el atraso socioeconómico y cuando quieren obligar a los parados a aceptar cualquier trabajo bajo amenaza de perder la prestación por desempleo. Pues
que hagan lo mismo con los beneficiarios del PER, que no es más que un invento político que Felipe Gonzáles se sacó de la manga en 1984 por simples razones electorales.

El Sr. González es profesor de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid. Comentarista político en el programa Es la Mañana de Federico, de esRadio. Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco