Menú
Emilio J. González

Apuesta por la recuperación

Emilio J. González
0
Algunos analistas e inversores empiezan a preguntarse si la subida actual de la Bolsa es un mero rebote técnico o si está realmente en plena fase de recuperación. Ha habido, incluso, quien ha empezado a recordar lo que pasó el año pasado, cuando la recuperación de las cotizaciones después del desplome experimentado tras los atentados del 11-S se detuvo bruscamente a mediados de diciembre para perder, desde entonces, un 24%. Y es que llevamos tantas decepciones en torno a la reactivación de la economía, tantos disgustos como el estallido de la burbuja de las tecnológicas, los escándalos contables en Estados Unidos o la crisis Latinoamericana que muchos optan por la prudencia y no creerse nada hasta que vean que la reactivación es realidad. Pero lo cierto es que, sin prisas pero sin pausas, el Ibex 35 ya ha alcanzado el nivel de los 6.700 puntos y, por ahora, el impulso alcista parece no detenerse. Entre los analistas que se creen que la crisis bursátil ya ha finalizado, se habla que el índice selectivo del mercado de valores español puede terminar el año en el entorno de los 7.500 puntos y empiezan a hablar de subidas de la Bolsa el próximo ejercicio de entre el 12% y el 15%. Es posible que tengan razón.

Santander Central Hispano Gestión acaba de presentar su estrategia para 2003 y participa de este ambiente al afirmar que hay motivos para el optimismo y estimar un crecimiento de la Bolsa el próximo año del 13% y ha aportado algunos elementos para justificar sus estimaciones, como la reducción de la tributación de las plusvalías del 18% al 15% o la exención fiscal por el cambio de fondo de inversión. Efectivamente, estos factores llevarán dinero a la Bolsa, pero hay que fijarse también en otras cosas, empezando por el estado de salud de las empresas.

Desde la óptica empresarial hay que destacar que, desde el segundo trimestre del año se está produciendo la recuperación del sector industrial lo que mejorará la cuenta de resultados de estas compañías. Además, la mayor parte de las empresas ya han concluido sus ajustes y las dotaciones por amortizaciones tras los problemas en Latinoamérica o fiascos como el de las licencias de UMTS, o están a punto de hacerlo, lo que supondrá una mejora de los beneficios el próximo año. Todo esto permitirá que suban las cotizaciones de las acciones. Si a ello se añade que la reactivación económica está dando bastantes signos de que podría estar ya en marcha y que las medidas de política fiscal contenidas en el presupuesto para 2003 aportarán un punto al crecimiento económico del próximo ejercicio, entonces hay razones más que de sobra para pensar y sostener que la Bolsa subirá el año que viene, que ya está en una fase alcista que va más allá del rebote técnico tras el desplome de este verano, del ‘rally’ propio de fin de año y de la corrección de las infravaloraciones de muchas acciones.

¿Qué sectores ‘tirarán’ de la recuperación? Uno por el que hay que apostar es por el de telecomunicaciones y tecnología, el mismo que impulso la anterior fase alcista bursátil, ya que a la infravaloración de las acciones se suma que ya está descontada una aportación cero de Latinoamérica a los beneficios cuando pronto empezará a ser positiva y que, sobre todo, las ventas de equipos informáticos llevan varios meses repuntando y mejorando más de lo previsto los resultados de sus fabricantes. Ahora bien, la recuperación de este sector se hará sobre pautas más racionales, o sea, que nadie espere ver ganancias como las de Terra en sus primeros días de cotización bursátil porque los tiempos de esos excesos ya han pasado.

A las tecnológicas y las ‘telecos’ les acompañarán los bancos y el sector energético, que son los primeros en notar en su cuenta de resultado los efectos positivos de la recuperación económica, y después las empresas de consumo. Pero antes de tomar una decisión de inversión conviene estudiar a fondo la compañía porque las hay con potenciales de revalorización muy importantes a corto plazo, como Endesa, que puede subir hasta los 18 euros, debido a que está excesivamente infravalorada, a que mejorarán sus resultados en la medida en que lo empiece a hacer Latinoamérica y, sobre todo, en la medida en que vaya ejecutando su plan de saneamiento. Iberdrola también es interesante porque su plan estratégico hasta 2005 todavía no ha sido valorado adecuadamente por los analistas y puede dar muchas alegrías en los próximos meses. Indra, Amadeus o Telefónica son valores que también cuentan con importantes potenciales de revalorización, cosa que no se puede decir de las inmobiliarias puesto que su ciclo parece ya agotado pese a lo cara que resulta la vivienda en España. En resumen, posibilidades interesantes hay, y muchas; todo depende de las preferencias de cada uno.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco