Menú
Emilio J. González

El ladrillo, en ebullición

Emilio J. González
0
La OPA lanzada por las compañías italianas Astrim y Quarta sobre el 75% del capital de la Metrovacesa ha puesto al sector inmobiliario en plena ebullición. Y es que la operación tiene mucha miga.

Detrás de la OPA se encuentra la inmobiliaria de la familia Caltagirone, una de las mayores del país transalpino, uno de cuyos miembros se reunió recientemente con el presidente de una de las principales constructoras de nuestro país para llegar a la conclusión de que, para entrar en el mercado inmobiliario español, o se hace mediante una OPA o no se puede traspasar la frontera, debido a la maraña de intereses empresariales, políticos y administrativos que confluyen en el sector. ¿Fue esa la razón por la que ACS lanzó la semana pasada la OPA sobre el 10% del capital de Dragados?

Bami, por su parte, jugó a un juego peligroso, al de querer controlar el cien por cien de Metrovacesa comprando sólo la cuarta parte de la pieza, para fusionar ambas compañías y ahora el tiro le puede salir por la culata. Los italianos ofrecen un precio de 25 euros por acción, lo que supone una prima del 19% sobre el cierre del martes, pero Bami pagó el título a 36,55 euros. Por tanto, está obligada a mover ficha y así lo ha entendido el mercado, como prueba el hecho de que la cotización de Metrovacesa cerrase la sesión del miércoles por encima del precio de la OPA. ¿Qué puede hace Bami? Evidentemente, preparar una contraoferta. La cuestión es si tiene el suficiente músculo financiero para ello, ya que el tamaño de Metrovacesa es mayor que el de Bami.

Este hecho hace suponer a los analistas que Bami necesitará apoyo, con lo que han empezado a especular con la posibilidad de que llamen en su ayuda a Colonial, la inmobiliaria participada por La Caixa que se quedó fuera de juego después de las operaciones Sacyr-Vallehermoso y Bami-Metrovacesa y pretendió reengancharse proponiendo a Bami una fusión. Colonial obtuvo entonces el ‘no’ por respuesta. Ahora las cosas pueden ser muy distintas, incluidas las condiciones del matrimonio.

La OPA sobre Metrovacesa, además, ha revuelto no sólo al sector inmobiliario sino también al de la construcción. Italia acaba de enseñar los dientes y algunos analistas sospechan que a este movimiento le pueden seguir en breve otros. En consecuencia, los inversores han empezado a apostar por Vallehermoso como siguiente víctima que sucumbiría a manos de una inmobiliaria española o, más probable aún, de una de las grandes constructoras de nuestro país que tienen que reaccionar ante el envite de ACS.

Esa misma especulación ha disparado las apuestas sobre OHL como candidata a otro movimiento. Incluso se habla ya de que el precio estaría entre 5,5 y 6 euros por accion e, incluso, se comenta por el parqué que el comprador no sería ni Acciona ni Ferrovial, sino una gran constructora que no cotiza en bolsa. ¿Alguien da más?

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco