Menú
Emilio J. González

El torpedo de Florentino contra Gas Natural

el triunfo de Gas Natural en la OPA se pone cada vez más caro y, con ello, más difícil.

Emilio J. González
0
Probablemente ha sido de forma involuntaria, pero lo cierto es que, con la adquisición del 22% de Unión Fenosa por parte de ACS, Florentino Pérez ha lanzado un torpedo justo contra la línea de flotación de la OPA de Gas Natural sobre Endesa que, si da de lleno, como parece, puede hundirla.
 
La entrada de ACS en la eléctrica gallega ha venido forzada, indirectamente, por la propia OPA de Gas Natural sobre Endesa. Si la gasista catalana consiguiera su propósito, la única posibilidad que restaba a quien quisiera entrar en el mercado español era hacerse con el paquete del 22% de Unión Fenosa que el Santander tenía en venta. Y candidatos para el mismo no faltaban. Sin ir más lejos, en Portugal se ve la OPA con preocupación, razón por la cual algunas compañías lusas se acercaron al Santander en busca de su paquete en Unión Fenosa. Ahora, las empresas de nuestro vecino ibérico tendrán que buscar otra vía de entrada en el mercado español porque Fenosa ha quedado blindada. Conviene recordar al respecto que Caixa Galicia tiene el 10% del capital de la eléctrica, después de adquirir un 1% adicional al 9% que poseía la semana pasada, en cuanto se supo que la venta podía cerrarse en cualquier momento. Si a ello se añade el 3% del también gallego Banco Pastor, sumado al 22% de ACS, una participación que puede aumentar, según acaba de explicar Florentino Pérez, entonces la puerta está cerrada porque ACS y Caixa Galicia se entienden muy bien a través de los Albertos. Los primos tienen un 10% de la compañía que preside Florentino Pérez, pero entre sus inversiones figura también el 10% de la papelera gallega Ence, en la que Caixa Galicia es titular de otro 10%. Por ello, cuando Florentino telefoneó a los Albertos el pasado jueves por la tarde para comentarles que el Santander ofrecía a ACS su paquete accionarial en Unión Fenosa, éstos rápidamente dieron el visto bueno a la operación. Así, todos tan contentos mientras los gallegos blindan Fenosa ante la posible entrada en su capital de socios no deseados.
 
A la luz de los acontecimientos, los portugueses, que protestaron abiertamente por el acuerdo entre Gas Natural e Iberdrola para la venta de los activos de Endesa, en lugar de realizarse mediante subasta, no tienen más remedio que volver de nuevo la vista hacia la eléctrica que preside Manuel Pizarro. Pero podrían no ser los únicos, ya que, de la misma forma que se les ha cerrado a ellos la entrada en España a través de Unión Fenosa, se ha bloqueado esta vía para cualquier otra empresa europea, sobre todo francesa y alemana, que quiera penetrar en nuestro mercado. Por tanto, Endesa ha vuelto a situarse en el punto de mira de todos aquellos que saben que esta es la ocasión, que ahora o nunca porque si triunfa la OPA de Gas Natural se acabó todo y, si fracasa, Pizarro y su equipo buscarán la forma de blindar Endesa para evitar nuevos sustos en el futuro. En consecuencia, no sería extraño si, de repente, aparecen nuevos interesados en Endesa.
 
De todas formas, el triunfo de Gas Natural en la OPA se pone cada vez más caro y, con ello, más difícil. Esta mañana, los informes de las casas de valores decían que si se valorase Endesa con los mismos multiplicadores a los que ACS ha adquirido su participación en Unión Fenosa, las acciones de la eléctrica que preside Pizarro tendrán que situarse en pocos días en los 24 euros, un precio muy superior a los 21,3 euros por título ofrecidos por Gas Natural y que ya este lunes Endesa superó con creces al cerrar a 21,90 euros. En este contexto, Gas Natural probablemente tendrá que verse obligado a incrementar el precio ofrecido para que la OPA triunfe ya que, en las circunstancias actuales, los accionistas que acudiesen ganarían más vendiendo sus títulos en el mercado. Pero si tenemos en cuenta que a esos 24 euros a que puede llegar Endesa en breve habría que sumarle, en el nuevo precio de la OPA, una prima por tratarse de la compañía líder del sector eléctrico español y una segunda prima de control, y que entre ambas tendrían que sumar entre el 15% y el 30% de esos 24 euros, el precio de adquisición de Endesa por parte de Gas Natural se habría encarecido demasiado. Aún así, la gasista catalana podría querer seguir adelante con sus planes, pero, dado que su tamaño es menos de la mitad que el de Endesa, necesitaría, sin duda, el socorro financiero de La Caixa y Repsol. Otra cosa es que ambas entidades estén dispuestas a dárselo, dada la magnitud que empieza a alcanzar la operación y la dudosa rentabilidad de una inversión en Endesa de entre 27 y 30 euros por cada acción. El mercado no admitirá menos, con lo cual, todo apunta a que el desenlace de la OPA puede estar próximo y, como en las mejores películas de suspense, ha sido completamente inesperado.

El Sr. González es profesor de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid. Comentarista político en el programa Es la Mañana de Federico, de esRadio. Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco