Menú
Emilio J. González

La bolsa en 2006

2006 puede volver a ser un buen año bursátil, quizá no tanto como los tres ejercicios anteriores, pero, aún así, los inversores profesionales siguen diseñando sus estrategias con un fuerte peso de la Bolsa en sus carteras. Tome nota

Emilio J. González
0

El año 2005 en la Bolsa española se ha cerrado con una nada desdeñable subida del 18,2%, con lo que nuestro mercado de valores ha encadenado tres ejercicios consecutivos de fuertes ganancias en la que ha acumulado una revalorización de prácticamente el 100%. Los inversores en acciones, sin duda, se sentirán enormemente satisfechos con resultados tan espectaculares. Pero, ¿seguirá la fiesta en 2006? Probablemente sí, aunque con un tono un poco más moderado.

Si usted quiere hacerse una idea de por dónde van a marchar las cosas en el terreno bursátil en este nuevo ejercicio observe el resultado final de las primeras cinco sesiones del año. Si al concluir el quinto día de contratación el Ibex 35 está por encima del nivel de los 10.733,90 con que concluyó 2005, entonces el nuevo año muy probablemente será alcista. Esto es una regularidad que han analizado a fondo los estudiosos de la Bolsa y han encontrado que se repite con una frecuencia machacona. Así es que aquí hay una buena pista de cómo van a ser las cosas. Y un análisis económico más detallado sugiere que, efectivamente, en los próximos doce meses el mercado de valores seguirá al alza.

Los analistas estiman que, en 2006, continuará el crecimiento económico en España, animado por una cierta recuperación de la Unión Europea, siempre y cuando el euro no empiece a subir nuevamente frente al dólar, en cuyo caso la UE exportaría menos y, por tanto, también crecería menos, igual que España. Sin embargo, hay dos riesgos más en el horizonte a tener en cuenta. El primero de ellos se llama petróleo. Las previsiones apuntan a que la fuerte subida de su precio registrada en los últimos años puede haberse moderado, pero el crudo seguirá siendo caro y si la economía China no se desacelera tanto como calculan los expertos, o hay problemas geopolíticos que amenacen el abastecimiento de petróleo a Occidente, entonces este volverá a encarecerse y golpeará a las economías y a las Bolsas. El segundo tiene que ver con los precios disparatados de la vivienda. Aunque el Banco de España estima como poco probable que se produzca un desplome de los mismos, esto podría ocurrir y, de darse esta circunstancia poco probable, la Bolsa se vendría también abajo. Pero las posibilidades de que se den estos acontecimientos no son muchas y, en consecuencia, a la hora de invertir hay que recordar esa frase de Robert E. Rubin, ex secretario del Tesoro de Estados Unidos con Bill Clinton, de que “en la vida no hay nada seguro; por tanto, todas las decisiones se basan en probabilidades”. En consecuencia, como es poco probable que los riesgos para las Bolsas se materialicen, los analistas apuestan por otro año de subidas.

Los expertos apoyan su razonamiento en que los beneficios empresariales seguirán creciendo, lo que constituye el mejor combustible para que funcione el motor que impulsa las subidas de la Bolsa y en que el mercado de valores español está especialmente barato. Por ello, calculan que en 2006 el Ibex 35 puede concluir por encima del nivel de los 12.000 puntos, aquel que alcanzó hace cuatro años y que marcó el cenit de la burbuja de las tecnológicas, cuyo estallido provocó tres años consecutivos de caída en los mercados de todo el mundo que llevaron al parqué español a perder alrededor del 67% desde ese máximo. O sea, que para el nuevo año las previsiones apuntan a una revalorización del entorno del 12%, que tampoco está nada mal.

¿Y qué nos dicen de las empresas en las que invertir? Pues, desde luego, que las compras se centren, sobre todo, en las grandes empresas, en especial en Telefónica, y se eviten las cíclicas, esto es, aquellas cuyos beneficios están en relación directa con el ciclo económico, y aquellas otras más sensibles a la evolución de los tipos de interés porque los tipos, en la zona del euro, van a seguir subiendo este año. De momento, el Banco Central Europeo ya ha anunciado un nuevo incremento de 0,25 puntos en marzo, para situar el tipo de referencia el 2,5% y parece que no se va a contentar con ello.

En resumen, 2006 puede volver a ser un buen año bursátil, quizá no tanto como los tres ejercicios anteriores, pero, aún así, los inversores profesionales siguen diseñando sus estrategias con un fuerte peso de la Bolsa en sus carteras. Tome nota.

El Sr. González es profesor de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid. Comentarista político en el programa Es la Mañana de Federico, de esRadio. Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco