Menú
Emilio J. González

La verdad oculta de "Mafo"

Emilio J. González
0
¿Qué hay detrás del anunció que realizó el pasado martes el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, "Mafo", acerca de que el año se cerrará con un déficit en las cuentas del Estado del 0,9% del PIB, cinco décimas por encima de lo previsto? Según "Mafo", esta desviación de medio punto obedece a los 2.330 millones de euros pendientes de abonar a Andalucía, ahora que por fin Chaves ha aceptado el modelo de financiación autonómica puesto en marcha en 1997 por el Gobierno del PP, lo que supone cuatro décimas de déficit, y a la décima adicional que el Estado tienen que asumir por los números rojos en las cuentas de RTVE. En principio, todo parece muy lógico, pero luego no lo es tanto.
 
Empecemos por RTVE. Las pérdidas que viene registrando anualmente el ente público equivalen a una décima de PIB cada ejercicio. Por tanto, lo que dice ahora "Mafo" no es ninguna novedad. Lo que sí que lo constituye es que este año esa décima se va a ir directamente a déficit, cuando en el pasado, los presupuestos del PP absorbían ese impacto sobre las cuentas públicas y concluían el ejercicio con un saldo presupuestario mejor de lo previsto, incluso en los años de desaceleración económica, como el periodo 2000-2002. ¿Por qué en 2004, con un crecimiento económico mayor que en 2003, el presupuesto no puede asumir esa simple décima? Probablemente porque lo que ha demostrado hasta ahora el PSOE es que ha desembarcado en el Gobierno con un apetito desmedido de gasto. Sigamos.
 
Desde que entró en vigor la ley de estabilidad presupuestaria, el Ejecutivo está obligado a incluir en los presupuestos del Estado una partida equivalente al 2% del gasto total previsto como fondo de contingencia para atender a todo tipo de imprevistos. En términos de PIB, esa partida equivale aproximadamente a nueve décimas. Según "Mafo", ya se han gastado 800 millones de los 2.200 de que está dotado ese fondo –¿financia ese dinero la subida de las becas y las consecuencias del incremento del salario mínimo interprofesional sobre la partida de prestaciones por desempleo?–, pero todavía quedarían 1.400 millones. ¿Por qué no se aplican a la absorción de los números rojos de RTVE y los pagos a Andalucía? Evidentemente, porque el Gabinete quiere dar a ese dinero otro destino.
 
El presupuesto, además, tiene colchones para absorber tanto la décima de RTVE como el pago pendiente a Andalucía. El principal de ellos procede de la técnica con la que el anterior ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, planificaba las cuentas públicas del año: siempre infravaloraba los ingresos para tener margen de maniobra sin comprometer los objetivos de déficit público y los presupuestos de 2004, elaborados en un entorno de máxima incertidumbre en torno a la coyuntura económica y la situación geopolítica, tuvieron en cuenta esa situación y se dotaron de un colchón todavía mayor. ¿Por qué no se utiliza para evitar la desviación sobre el objetivo de déficit establecido para este año?
 
Hay una cosa todavía más grave. "Mafo" habló de déficit de la Administración central del Estado, lo que incluye a la Seguridad Social. A efectos contables, el superávit de la Seguridad Social ha compensado más que con creces el saldo negativo de las cuentas estatales, hasta el punto de que la Administración central ha terminado en los últimos años con excedente presupuestario. Si para este ejercicio está previsto un superávit de medio punto en la Seguridad Social, que probablemente será mayor tal y como se desprende de la evolución de la afiliación al organismo, ¿cómo es posible que la Administración central del Estado vaya a terminar el año con un desequilibrio del 0,9%? Eso no hay quien lo explique si no es porque a partir de ahora lo que vamos a ver por parte del Gobierno es gasto, gasto y más gasto. Volvemos a las andadas.
 

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco