Menú
Emilio J. González

Lo que se espera de octubre

Emilio J. González
0
Octubre tiene muy mala fama para los bolsistas porque los grandes ‘cracks’ de la historia de los mercados de valores internacionales se han producido, sobre todo, en este mes. Pero este año, el color que predomine en el parqué podría ser el azul de las subidas.

De momento, el mes se ha iniciado con el final de la fase de corrección de las subidas de las cotizaciones producidas en agosto y la primera mitad de septiembre, una corrección saludable que ha permitido la entrada de los inversores que se habían quedado descolgados y que cimenta la continuación de la fase alcista de la Bolsa. De hecho, las ganancias de los primeros días de octubre se han producido con un volumen de negocio superior a la media diaria de las 60 últimas sesiones.

Octubre, además, tiene varias características especiales que hacen de éste un mes especialmente interesante. Los datos de paro en Estados Unidos publicados el viernes sugieren dos cosas interesantes: que la recuperación norteamericana empieza a notarse en el empleo, con una tasa de paro que permaneció en el 6,1% cuando los analistas esperaban una subida al 6,2%, y que, como consecuencia de ello, el gasto familiar seguirá teniendo la fuerza suficiente para mantener su contribución al crecimiento económico. Y eso supone más ventas para las empresas y, por tanto, mayores inversiones y beneficios que alimenten la subida de sus cotizaciones en Bolsa.

En segundo lugar, con octubre se inicia un nuevo trimestre y, con él, la temporada de presentación de resultados trimestrales de las empresas. Si, como se espera, son buenos, impulsarán los mercados de valores al alza; si, por el contrario, predominan las malas noticias, en forma de resultados peores de lo previsto, podría haber problemas. En octubre, además, hay una circunstancia específica de este mes: es el inicio del ejercicio contable y fiscal en Estados Unidos y, en consecuencia, es cuando los grandes inversores institucionales norteamericanos toman y ejecutan sus decisiones de inversión para el año financiero que acaba de comenzar. Y éste, que por ahora se presenta alcista, está invitando a colocar el dinero en acciones, en detrimento de la renta fija, las materias primas y la vivienda, lo que impulsaría las cotizaciones al alza.

Octubre, por tanto, se inicia con buen pie y mejores perspectivas, que sólo cambiarán con datos económicos o resultados empresariales peores de lo esperado.


En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco