Menú
Emilio J. González

Los mensajes de Alierta

Hoy ya nadie apuesta por aventuras como las que protagonizaron la burbuja de las tecnológicas, sino que lo hacen por gestiones racionales, sensatas y prudentes, en las que se combine el crecimiento de la cotización con el de los dividendos.

Emilio J. González
0

A lo largo de las últimas semanas, la Bolsa española ha experimentado una drástica caída, en consonancia con el comportamiento de los principales mercados de valores del mundo, que le ha llevado a perder todo lo que había ganado en lo que va de ejercicio. Sin embargo, el comportamiento de todos los valores no ha sido el mismo: los hay que han visto reducida su cotización mucho más que lo que ha perdido el índice mientras que otros, por el contrario, no han caído tanto. Este es el caso de Telefónica que, si bien en los últimos doce meses ha tenido un comportamiento negativo, en cambio, en los últimos dos meses, los peores del año en términos bursátiles, ha aguantado muy bien el tipo. ¿A qué se debe este comportamiento diferencial?

Desde principios de año, los analistas venían recomendando Telefónica como una de las inversiones para este ejercicio. Sin embargo, el mercado parecía darle la espalda. Todo cambió cuando, hace poco más de un mes, la compañía celebró una reunión con analistas para exponerles lo mismo que César Alierta acaba de decir en la junta de accionistas, esto es, explicarles la marcha y los objetivos de la compañía para los próximos años, un mensaje que gustó en los mercados quienes, a partir de entonces, redescubrieron a Telefónica y empezaron a apostar por ella.

Lo que ha dicho Alierta son cosas que animan la cotización de Telefónica. El presidente de la operadora ha destacado la diversificación del negocio de la compañía, tanto en términos geográficos como en líneas de negocio, lo cual proporciona un potencial enorme a Telefónica para extraer valor de la misma y conseguir una buena combinación de crecimiento y retribución al accionista. Todo ello le permitió a Alierta afirmar que Telefónica va a seguir creciendo más que las demás operadoras. Y en todo ello interviene la fusión de Telefónica con su filial de móviles, que acaban de aprobar las respectivas juntas de accionistas. Una fusión que deberá aportar más valor a Telefónica y, sobre todo, permitir una gestión integrada de todas sus líneas de negocio. A esto es a lo que se comprometió Alierta cuando dijo que convertiría a la compañía en la operadora integrada más grande y más eficiente del mundo. Lo que se ha aprobado en las juntas de accionistas de este año no es sino otro paso en esa estrategia, que está dando sus frutos y los mercados así han empezado a reconocerlo, primero con subidas de la cotización de Telefónica y luego con la estabilidad de la misma en las semanas que llevamos de desplome de los mercados de valores.

A los analistas les suena bien el compromiso de Alierta de duplicar el dividendo de aquí a 2009. Hoy ya nadie apuesta por aventuras como las que protagonizaron la burbuja de las tecnológicas, sino que lo hacen por gestiones racionales, sensatas y prudentes, en las que se combine el crecimiento de la cotización con el de los dividendos. De eso es de lo que habla un Alierta que da prácticamente por cerrada la fase de grandes compras. Eso no quita para que Telefónica pueda llevar a cabo alguna nueva adquisición, pero en los planes de la operadora, el presupuesto para este tipo de operaciones ya está limitado y, desde luego, probablemente no serán del alcance de las compras de Bell South, O2 ó Cesky Telecom. Todo ello ha gustado a los analistas, que han empezado a cambiar las recomendaciones sobre la operadora; todo esto es lo que ha dicho Alierta en la junta de accionistas de una compañía que se ha convertido en la tercera del mundo por número de clientes y todavía tiene mucho futuro ante sí. Todo esto es lo que explica el buen comportamiento que viene registrando la operadora en Bolsa en las últimas semanas, pese a la drástica caída que ha experimentado un mercado de valores temeroso del alcance de las subidas de los tipos de interés, algo que, por lo visto, a Telefónica no le afecta sobremanera.

El Sr. González es profesor de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid. Comentarista político en el programa Es la Mañana de Federico, de esRadio. Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco