Opinión
Noticias y opinión en la red
Televisión

Compañeros que no pasan la reválida

“Compañeros”, la serie ambientada en un centro de enseñanza que tuvo gran éxito en temporadas pasadas, no pasaría la reválida que le gustaría implantar a la Ministra de Educación y Cultura, Pilar del Castillo. Antena 3 no tiene entre sus prioridades elevar el nivel educativo de los españoles, por eso ha decidido en la séptima entrega de la producción de Globomedia, la empresa de Emilio Aragón, que es más importante la trama de amores, conflictos generacionales y violencia adolescente que dar cuenta de lo que ocurre en las aulas.

Hubo un tiempo en el que “el Arjona”, un centro de enseñanza privada con principios y dignidad, nos ilustraba sobre lo que podía ocurrir en un claustro de profesores y, al menos, la serie dedicaba la mitad de su tiempo a las clases. Sin embargo, en el primer capítulo de los nuevos episodios que empezaron esta semana, Antena 3 ha dejado claro que el mundo de la enseñanza no le interesa tanto como sostener a unos personajes reconocibles por una audiencia cada vez más esquiva. Miguel Rellán, que antaño dedicaba sus horas a hacer teatro y animar con sus iniciativas culturales el centro, ahora está pendiente de su salud y el gimnasio. Las APAs, asociaciones familiares que estorban en los colegios, van a tener un gran protagonismo porque lo exige la presencia de Rocío (María Garralón), y la pareja de Quimi y Valle se han convertido en catalizadores de los conflictos de las nuevas generaciones fuera del colegio.

De la hora y media que duró el episodio del martes no estuvieron los protagonistas en clase ni diez minutos. Hospitales, bares y aeropuertos fueron el escenario de una serie que va a seguir los mismos derroteros que “Periodistas” y que, si los guionistas no lo remedian, veremos repetido en “Abogados”. Mucho lío sentimental y escasa preocupación del mundo que retratan es la consigna de unas series españolas a las que se les exige resultados antes que calidad. Las cadenas prefieren un aprobado hoy, aunque suspendan la reválida el resto de sus vidas.