Menú

El secreto de la salsa

0
Alicia Gómez Montano, directora de Informe Semanal, ha declarado: Salsa rosa nos machaca. No hay nada mejor que reconocer lo evidente. Desde que el programa que presenta Santi Acosta e inspira Pepe Calabuig empezó a emitirse en Telecinco, el mundo rosa fue comiéndole el terreno en la noche del sábado al decano de la información semanal y, si sigue así, acabará proporcionándole un desgaste mortal a TVE, precisamente en el fin de semana, donde antes reinaba la cadena pública.
 
En las últimas semanas, Salsa rosa ha realizado entrevistas estelares a tres personas con tirón: María Teresa Campos, el hermano de Adolfo Suárez y la ex-mujer de Maradona. A diferencia de Tómbola, el invitado no cobra por recibir bofetadas de los periodistas del género, sino que se pacta no entrar en temas escabrosos y respetar las reglas del juego. Aunque Pepe Calabuig y sus compañeros se dividan los papeles para mantener el aire cotilla del programa, en general no es agresivo y está medianamente documentado.
 
Este sábado, mientras en Informe Semanal hablaban del fracaso de la selección española de fútbol, Salsa rosa dedicaba casi una hora a la catástrofe física y mental de Maradona. Era la cara B del mundo del balompié, pero que dada la tendencia al alza de la información rosa y el asentamiento del programa, le pegaría un buen pellizco a la cadena pública.
 
La situación no es como para alegrarse, pero es muy comprensible. Hasta en la boda del Príncipe, Salsa rosa encontró la manera de sacarle partido a las imágenes de la pareja leyéndoles los labios. A su manera, busca la información, y ha conseguido crear una clientela que, al menos, conecta con el programa una hora, porque aguantar tres, es sólo de verdaderos viciosos.
 
La reciente entrevista con el hermano de Adolfo Suárez, en la que entró en detalles sobre el estado de depresión y enclaustramiento en el que se encuentra el ex-presidente del Gobierno, podría haberse convertido en un ejercicio morboso impresentable, sin embargo, se mantuvo justo en el límite de lo permitido debido al autocontrol de ambas partes. Al igual que ocurrió con María Teresa Campos, que llevó bastante bien la referencia al suicidio de su marido.
 
Frente al mundo de Salsa rosa, que seguirá todo el verano, aunque en agosto Óscar Martínez sustituirá a Santi Acosta, nos encontramos con la Tristeza Semanal que este sábado nos traía, además del fracaso futbolero, reportajes sobre el Prestige y las perpetuas reivindicaciones de Sintel. Temas viejos en plena canícula.
 
En un momento en el que los informativos diarios de TVE son superados por Antena 3, Salsa rosa ataca al longevo semanal desde Telecinco. Mucho tendrá que moverse Fran Llorente para hacer que su mandato no deje en los huesos la audiencia de programas que antes eran de referencia.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios