Menú
Federico Jiménez Losantos

¿Ciudadanía como la del 13-M? No, gracias

Como los proyectos de los ministros duran poco y los de las feministras todavía menos, no es posible saber si su nueva fórmula para arrinconar la asignatura de religión católica va en serio o se cancelará como tantas otras

Federico Jiménez Losantos
0
Sólo hay una cosa comparable al afán legiferante de los socialistas, y es su empeño en convertirse en sacerdotes de un nuevo culto entre masónico, satánico y ridículo. Como los proyectos de los ministros duran poco y los de las feministras todavía menos, no es posible saber si su nueva fórmula para arrinconar la asignatura de religión católica va en serio o se cancelará como tantas otras "reflexiones" de tantos y tantas ministros de ZP. Lo que sí podemos comentar ya es esa anunciada "Educación para la ciudadanía", que proponen precisamente los que han acreditado desde su fundación un desprecio absoluto por todos los ciudadanos que no sean ellos. E incluso entre ellos, sólo los que en ese momento dominen políticamente en el Partido y el Gobierno. A los disidentes, ni agua.
 
Pero por lo visto a estos vanidosos, sectarios, cursis y maleducados prebostes del PSOE se les ha olvidado el recital antidemocrático y anticiudadano que les ha llevado al Poder. Se les ha olvidado cómo se echaron a la calle manipulando el desastre del Prestige y como se instalaron en ella durante la guerra de Irak, parapetados detrás de la pancarta con lo más radical y menos recomendable de la política española y anti española. Se les ha olvidado como se escondieron tras los titiriteros pseudopacifistas (esos que ahora callan ante el despliegue de tropas en Afganistán y Haití, porque ya mandan los suyos) para deslegitimar al Parlamento y afrentar la propia sede de la soberanía nacional. Y sobre todo se les ha olvidado su repugnante comportamiento delictivo y delictuoso, genuinamente golpista, el 13-M y el 14-M, violentando la Jornada de Reflexión, dando mítines en la tele sobre las supuestas mentiras del PP (hoy ya sabemos quién mentía más) o cercando las sedes del PP en toda España, en un comportamiento entre nazi y del Ku-Kux-Klan. Ah, y además hemos visto cómo en la Comisión del 11-M han hecho del perjurio una táctica y de la mentira una técnica, burlándose de las víctimas de la masacre y ocultando hechos tan graves como la conexión etarra con los dinamiteros de Avilés. Lo sabían en Julio y callaban. Y seguían injuriando al PP y a Aznar. Hasta hoy.
 
Si la señora Sansegundo, por lo visto en pugna con su apellido, además de atacar la religión que quiere el 80% de los padres (las mayorías sólo sirven para desertar de Irak) quiere darnos clase de ciudadanía según la escuela del 13-M, los padres tenemos derecho a la objeción de conciencia. Precisamente por la demostrada falta de conciencia y de civismo acreditada por los autores de la nueva asignatura. Civismo como el del 13-M, no, gracias

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD