Menú
Federico Jiménez Losantos

Los "expertos" bolivarianos que deciden nuestros arrestos y nuestra ruina

Sánchez, Iglesias, Calvo, ¿no serían capaces de lo que fuera para echar a la derecha en Madrid? El PP se quivoca si se esconde en el “no se atreverán”

Federico Jiménez Losantos
Sánchez, Iglesias, Calvo, ¿no serían capaces de lo que fuera para echar a la derecha en Madrid? El PP se quivoca si se esconde en el “no se atreverán”
EFE

Hasta ahora, el titular más abyecto en toda la historia del periodismo español era "El mundo en vilo a la espera de las represalias de Bush", que así valoró El País la masacre islamista de las Torres Gemelas al día siguiente del 11S. Porque para PRISA el problema no era el ataque sino la respuesta. Y aunque Polanco ya entró en el Reino de las Sombras y Cebrián se jubiló y visita al Papa con su última y jovencísima esposa, enjaezado con la enorme fortuna que su gestión merece (dejó a PRISA con 3.000 millones de deuda, asumida por Soraya y endilgada al Ibex 35) su vil espíritu cainita sigue intacto. Dos de los tres primeros bancos españoles y nuestra primera empresa cotizada pueden presumir de pagar el carísimo panfleto del que se alimenta a la SER, que apoya el naciente régimen bolivariano y conserva toda la bilis sectaria, el gusto por la difamación y la pericia en la trola de los tiempos de Eductrade, Sanitrade y otras prebendas del PSOE a PRISA.

La vileza del diario del Ibex 35

"El Gobierno se erige en garante de la salud de los madrileños ante Ayuso", titulaba ayer, en las páginas que Javier Monzón, presidente decorativo (eso debe de significar "no operativo") que sigue esquivando su imputación en la Púnica, pero nunca del todo, es mejor como rehén, dedica diariamente a difamar a la presidenta de la Comunidad de Madrid. Iguala la marca de Cebrián con Esperanza Aguirre, a la que dedicó 130 portadas en un año. Y espero este 2020 las explicaciones ante las Juntas de Accionistas de esas empresas que eran acreedoras de PRISA, el PP las hizo accionistas y ahora sirven al Gobierno social-comunista que nos lleva a la ruina total. Siempre fue miserable el capitalismo español, suave con los agresores de la propiedad y borde con sus defensores, pero El País bate todas las marcas.

Lo peor del carácter liberticida de los medios de PRISA, sobre todo la SER, que se hizo ilegalmente con todas las frecuencias de Antena 3 y la cerró, es el efecto que tiene en la casta periodística, progre en su inmensa mayoría y dispuesta a comprar sin mirar la mercancía desinformativa de la casa que forjaron Gabilondo y Ferreras y hoy habitan pobres imitadores. Ayer, era asombroso ver cómo medios habitualmente liberales daban por hecho que este Gobierno, que nos ha infectado, mentido y estafado desde hace meses, era fiable para medir y decidir qué comunidades cumplían las normas inexplicadas y arbitrarias para superar sus caprichosas fases. No ha querido el Gobierno decir qué expertos pueden decidir la ruina económica de una comunidad, porque según sea la fase así son los permisos, y se han lanzado hasta los medios de derechas, en la estela de El País, a hacer suyas las acusaciones de Pablo Iglesias a Díaz Ayuso, imputándole nada menos que poner en peligro las vidas de los madrileños. Pero Él lo impedirá. La tovarich Gallego-Díaz, diría que "se erige en garante de nuestra salud".

Iglesias da clases de salud sin mascarilla

Hemos visto a Pablenin saltarse cuatro veces la cuarentena, y a su señora, requeteinfectada el 8M y architestada, porque para ella siempre hay test. Esos que el Gobierno niega a los sanitarios, cuya tasa de contagio puede llegar al 40%. El comunista, financiado por Chávez y Ahmadineyad, amoral por su ideología leninista, hipócrita cuando ataca las comodidades de que disfruta, cuando viste de Zara e insulta a Amancio Ortega, se arroga no se sabe bien qué autoridad moral para insultar a Ayuso y velar por la salud de los madrileños. ¡Él, que no ha aparecido por ningún hospital, ni ha visitado el de Ifema, ni se ha hecho cargo de sus responsabilidades en las residencias de mayores! ¡Él, que se apropia de las noticias del Gobierno que le gustan, sabotea las ruedas de presa de Illa, y huye de las incómodas!

El viernes, Iglesias se adelantó a anunciar, no se sabe en qué papel, que Madrid no pasaría a la fase 1, para evitar que Ayuso nos matase. Pero no dijo qué expertos deciden el cambio de fase. El saltimbanqui Simón dijo ayer que, "seguramente", la semana que viene Málaga pasará a la Fase 1. ¿Cómo qué "seguramente"? ¿Pero qué seguridad jurídica y sanitaria es la de estos supuestos expertos, encapuchados a lo Otegui, de un Gobierno que pasa a la clandestinidad cuando quiere y nos arresta cuando le da la gana? Luego volveré a los "expertos", punto flaco de la estrategia gubernamental. Antes debo consignar el efecto en la oposición de la semana parlamentaria.

La Izquierda se atreve siempre a todo

Tardaremos mucho en reponernos, si lo hacemos, de la penosísima jornada en que Casado defendió con su brillantez habitual votar No al Estado de Alarma… y se abstuvo. Y aún más penoso fue lo de Arrimadas, que ha diseccionado de forma implacable Antonio Robles en LD. Parecía estar ofreciendo su partido a Sánchez en leasing, alquiler con derecho a compra. Si Garzón y Enrique Santiago, amigacho del otro Garzón y abogado de las FARC, entregaron IU a Iglesias a cambio de colocarse, ¿por qué no lo haría alguien de C´s? Son mejores, sí. Pero todos lo son hasta que pintan bastos, y ahora cada voto vale su peso en oro: véase Teruel Alpiste. Por eso creo que Ayuso debería convocar elecciones cuanto antes. Una moción, por un voto, la pierde, seguro. Unas elecciones, las ganaría, seguro; pero ahora.

Legalmente, se lo han autorizado a Urkullu y, de rebote, a Feijóo. La falta total de respeto a las mínimas reglas de la democracia la demuestra a diario la alianza social-comunista-prisista-sextista. Hay que adelantarse a la Izquierda, a la que, con la crisis económica, le irá lógicamente peor. Ante el desvarío actual de Cs ¿Por qué no aprovecharlo? A Rivera ya le ofrecieron el Ayuntamiento o la Comunidad si rompía con el PP. Y Aguado está loco por echar a Ayuso, con o sin permiso de Inés. Le basta unir su voto a los de Ángel Gabilondo, la representación de Errejón y la condenada Isa Serra.

Es cierto que la podemita no ha llamado a Ayuso lo que a la policía del desahucio: "puta, hija de puta, zorra, cocainómana, que os folláis a los policías, si tuvieras un hijo con una pistola debería pegarte un tiro en la cabeza". Pero tras su condena, ha dicho que volvería hacerlo. Si llevó al Parlamento a los secuestradores de Infancia Libre. ¿Qué no podrá hacer? Sánchez, Iglesias, Calvo, Ábalos, Lastra, ¿no serían capaces de lo que fuera para echar a la derecha del Poder en Madrid? El PP cometería otro error si se esconde en el "no se atreverán". Pues claro que lo harán. Esta puede ser su última ocasión. ¡Y hay que salvar, como sea, la salud de los madrileños!

La lista de expertos de Tomás García Madrid

Es tan escandalosa, delictiva y delictuosa la actuación gubernamental que ya circulan por Madrid varias listas de esos "expertos" que oculta la que Cs llamaba "la banda de Sánchez", antes de respaldar sus liberticidios. A veces, la forma de hacer cantar a ciertos pájaros es citar a otros que no lo son. Eso pasó con los "intermediarios" socialistas, a los que Illa encargó la compra en China de material basuriento, que hubo que devolver y después tirar. Así que para que, si algún aludido no sirve al Gobierno, lo diga, o que alguien confiese para salvar al erróneamente acusado, elijo la lista que me parece más detallada, la de Tomás García Madrid en El Correo de España, que corre por las redes, pero sin que otros medios la comenten. Estos son los títulos de los 15 "expertos" que deciden si nos arrestan o nos sueltan:

  • Cuatro médicos, pero uno cardiólogo y otro profesor (faculty) de Harvard.
  • Un microbiólogo
  • Dos economistas
  • Un licenciado en derecho
  • Un historiador
  • Una química
  • Un periodista y "antropólogo social"
  • Un diplomático
  • Un doctor en Ciencias Políticas
  • Un licenciado en Ciencias Políticas
  • Un astrofísico especializado en el Sol, los satélites y el cambio climático.

Por tendencias o clanes: diez de los quince son o han sido altos cargos en gobiernos del PSOE; y otro es alto funcionario público. Dos están vinculados a Podemos (el doctor y el licenciado en Políticas). Tres pertenecían al Instituto de Empresa al fichar a Begoña Pérez. Y, en fin, otros dos colaboran en El País.

No quiero ofender a nadie cuyo nombre o apellido pudiera estar errado. La lista completa con los nombres, sean o no los que oculta el Gobierno, puede verse, con los vitriólicos comentarios de García Madrid, en el artículo citado. Lo que me parece incontestable es que apenas dos, como mucho tres, podrían considerarse "expertos", capaces de abordar con criterio científico la pandemia. Si el Gobierno o los aludidos no desmienten la lista, entenderé que la banda de Sánchez e Iglesias han colocado la salud y la economía de los españoles en unas manos cuya única función sólo puede ser la de obedecer y aplaudir a sus amos. Ni son independientes, ni son capaces, ni pueden ser mucho más que palmeros.

Los "expertos" bolivarianos a sueldo de Chávez eran precisamente los podemitas que ahora contratan a estos "expertos" de su cuerda; o la de los otros amigos del Gorila, el Primate Sucesor y Delcy la de las maletas: los socialistas. Véase Venezuela y contémplese nuestro futuro.

En España

    Servicios