Menú
Federico Jiménez Losantos

El eslabón más débil

Federico Jiménez Losantos
0
ETA sigue siendo estructuralmente leninista y aplica con helada precisión la doctrina clásica del totalitarismo de corte soviético: golpear en el eslabón más débil, hasta romper la cadena. Y está claro que en el mapa político vasco, el eslabón más débil de las fuerzas que se resisten al aluvión totalitario es la parte del PSE-EE dispuesta a sumarse como una pieza más al bloque nacionalista PNV-EA-IU, cuya seña de identidad esencial es tener los brazos abiertos (y las espaldas cubiertas) a Batasuna y ETA. No es casualidad que el mismo día en que Egibar repite en el parlamento vasco, con el respaldo de EA e IU, que están dispuestos a "dialogar" con Batasuna, los etarras cumplan su parte en ese trabajo conjunto de demolición del régimen político español asesinado a un edil socialista de los proclives a la colaboración o sumisión ante el nacionalismo. El árbol y las nueces.

El efecto buscado por ETA es evidente: hacer aún más frágil la posición del PSE-PSOE, alimentar la zozobra interna, el miedo, el desconcierto y el sálvese quien pueda, provocando el aislamiento del PP. Los designios de la banda coinciden con los del PNV: romper el "frente" constitucional. Y lo peor es que también coinciden con los de González, Cebrián y Zapatero: romper ese frente y unirse al PNV. Sólo esa coincidencia debería hacer reflexionar a los socialistas. Pero uno tiene la impresión de que las cartas están echadas y la decisión tomada. El eslabón más débil está a punto de romperse.

© www.libertaddigital.com 2002
Todos los derechos reservados

Titulares de Libertad Digital
Suscríbase ahora para recibir nuestros titulares cómodamente cada mañana en su correo electrónico. Le contamos lo que necesita saber para estar al día.

  

En Opinión