Menú
Federico Jiménez Losantos

El lado oscuro de Garzón

Federico Jiménez Losantos
0
El lado oscuro de la llamada “globalización” son los movimientos “anti-globalización”. El lado oscuro del juez Garzón que persigue implacablemente a ETA es el juez Garzón que ejecuta a su compañero Liaño por órdenes de Polanco; el que publica en “El País” artículos filoterroristas contra los USA después del 11 de septiembre; el que se marcha a Brasil para participar en uno de esos globocónclaves contra la “globalización” donde todo aventurero tiene sitio, todo golfo su ocasión y todo demagogo su oportunidad. Por desgracia para la justicia española, el lado oscuro de Garzón es… Garzón.

No hay forma de encontrar su lado claro porque en él todo es claroscuro. No hay modo de separar el grano de la paja, porque es paja hasta el grano. No hay mecanismo que nos permita ver lo que hay de positivo en Baltasar Garzón porque, como razón comercial, política y judicial Garzón S.L. es fundamental y esencialmente negativo. Y lo peor de Garzón no es que sea intelectualmente un botarate, políticamente un oportunista y socialmente una peonza sino que, siendo todo eso, también siga siendo uno de los pocos jueces que merecen ese nombre en materia antiterrorista. Lo grave no es que haya un Garzón, sino que en muchas ocasiones lamentemos que sólo haya uno. Si ello habla mal del personaje, peor aún del gremio. Si el llamado Juez Campeador da risa cuando se mete a escritor y pena cuando se mete a político, compararlo produce escalofríos. Para los que creemos o queremos creer en el Estado de Derecho, que este señor sea uno de los jueces importantes de España produce una sensación que va más allá del rubor y un sentimiento muy cercano al pánico.


© www.libertaddigital.com 2002
Todos los derechos reservados

Titulares de Libertad Digital
Suscríbase ahora para recibir nuestros titulares cómodamente cada mañana en su correo electrónico. Le contamos lo que necesita saber para estar al día.

  

En Opinión