Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Falconetti, el Gobierno de garzones, Maroto y la moto de la crispación

En su primer error grave al frente del PP, Casado ha asumido la doctrina de Soraya de que hacer frente a la peste amarilla de los lazos “favorece la crispación”.

Mientras Falconetti cruza Europa, vuela a América, chapotea en Africa y amenaza Asia y Oceanía, se acumulan los disparates del Gobierno Garzón-Boye, porque este no es un Ejecutivo de jueces, sino un Ejecutado por dos bufetes: el de un juez prevaricador que manda en Madrid y el de un condenado por terrorismo que dirige la defensa de Puigdemont y el Golpe.

En esta semana se han acumulado las noticias que prueban que los lerdos agavillados por el okupa monclovita insisten en atropellar la Ley que juraron, como Poder Ejecutivo, defender. Si se quitaran puntos por cada ilegalidad del Gobierno, Falconetti estaría ya más sancionado que Piqué.

El Gobierno se queja de los que atropella

La Portavoz eeehhh, del eeehhh, Gobierno, balbuceó este viernes que la familia Franco, eeehhh, en otras versiones la Fundación Francisco Franco, había "amenazado" al Gobierno. Ahora resulta que defenderse con la Ley en la mano de los atropellos del Gobierno es una amenaza. Aquí, la única amenaza es la de este Gobierno, que ha convertido el Ministerio de Justicia en la Casa de los Garzones, que ha encargado a Baltasar y su banda nada menos que la Justicia Universal, que tras abandonar al juez Llarena y tropezarse con un motín de jueces y fiscales ha rectificado pero ha filtrado, (antes perderá Garzón el pelo que las mañas) una astronómica minuta del bufete belga contratado, más falsa que esa Justicia Universal convertida en negocio particular -tres millones confesados este año- de la banda de Balti.

Si la ministra Delgado tuviera decoro, dimitiría, porque fue el propio Falconetti, naturalmente volando, el que la desautorizó públicamente. Ella esgrimió en su típico estilo ojiplático el argumento garzonoso o boyesco (al picapleitos Cuevillas no se le adjudica capacidad ni siquiera de calumnia) según el cual Llarena barbotó ocurrencias particulares contra el derecho de defensa y estaba muy bien puesta la demanda de Puigdemont. Aunque lo repita o rebuzne el otro Garzón, el Pitufo Gruñón, lo había adelantado en la tele Escolar, que comparte Boye con el golpista, de ahí que se atribuya la ideación contra Llarena al chileno, curtido en el terror de extrema izquierda cuando Allende, carcelero de la ETA en el secuestro de Emiliano Revilla y condenado a siete años de cárcel. Una joya, como Rodríguez Menéndez o Garzón, expulsado de la Justicia por prevaricación, que retrata al Colegio de Abogados y que ilustra la triste situación nacional, porque hoy Garzón en Madrid y Boye en Barcelona son los letrados con más poder de España.

La huelga de prostitutas empoderadas

Si la Ojiplática Delgado no dimite por falta de decoro, porque el Rey Baltasar y el paje Prada no le dejan o porque la Prevarijusticia Universal, sin la apoyatura del Gobierno de los Garzones, volvería a las zahurdas de Putin, Maduro, Kirchner y demás famiglias de progreso, debería al menos vigilar a la ministra Valerio, que tras confesar "el mayor disgusto de su carrera", larga cuanto nula, porque "le han colado el gol" de la legalización de un sindicato de prostitutas, ahora quiere revocar lo publicado en el BOE.

Es lógico que un Gobierno cuya idea fija es exhumar a Franco, que representa también la legalidad democrática, no en balde España pasó en la Transición "de la Ley a la Ley", sin abrir tumbas ni reprocharse muertos, acabe queriendo exhumar la cuna literal de las leyes, que es el BOE. Por supuesto, Falconetti se lanzó velozmente por la pendiente golpista, la suya, y dijo que un abogado del Estado se encargará de anular ese permiso legal concedido por la portera Valerio, que se enteró del gol en propia meta un mes después. Si seguimos por la pendiente futbolera para hablar de política, antes que aplicar el VAR de la prevaricación, o sea, el prevariVAR, a los autogoles del equipo de Falconetti, habrá que aplicarlo a la moción que le llevó al Poder, porque a la vista está su condición fraudulenta: dijo que iba a convocar elecciones de inmediato, por la emergencia moral que suponía Rajoy y ahora quiere quedarse en el Poder con separatistas y comunistas.

El veloz Snchz, la rauda Carmen de Cabra y Susana La Instantánea, diez años para que le terminaran la carrera de Derecho, han cargado, en nombre del feminismo, contra las colipoterras legalizadas y empoderadas, porque, tal vez para compensar que ayer se nos casó Pitita- usan la jerga podemita y hablan contra el capitalismo (cobrarán en bolívares y lingoticos de Maduro). Y como, según Falconetti, el suyo es un "Gobierno feminista" defienden y hasta declaran la ilegalidad de la prostitución, cuando lo ilegal en España es el proxenetismo y delitos conexos, como la trata de blancas, no la venta de servicios sexuales. ¿Exhumarán también el Código Penal?

El suegro (¿ex-proxeneta?) de Falconetti

Pues tendrán que exhumar también la hemeroteca, porque la fortuna familiar de los Falconetti, según las informaciones, no muchas pero muy detalladas en algunos medios -la más completa, la de Voz Pópuli-, parece provenir… de la prostitución. Precisemos: de la explotación comercial de la prostitución en la amplia red de saunas gay que Sabiniano Gómez, suegro del ahora Presidente tenía en Madrid y otras ciudades, entre ellas Sauna Adán, la mayor de Europa, en la calle San Bernardo. Cuando Sánchez se alzó con la Presidencia del PSOE, fracasó en las urnas y Susana Díaz quiso echarlo, empezaron a correr rumores y dossiers sobre el dinero caliente de los Gómez. El más triste se refería el trágico accidente de un fontanero que se electrocutó haciendo unas reparaciones en Sauna Adán y por el que Sabiniano Gómez, fue condenado como responsable civil subsidiario.

Pero el asunto de más enjundia política era el del juicio y condena de un concejal del PP de Palma de Mallorca que usaba una tarjeta black para frecuentar diversos lugares "de alterne", o sea, de sexo a cambio de dinero, en Palma y, ay, en Madrid, en la mismísima Sauna Adán. Y el nombre del local que aparece en la sentencia condenatoria del juez Carlos Izquierdo es ni más ni menos que el de "Sabiniano Gómez". O sea, que queda clarísima la propiedad del prostíbulo -camuflado como sauna- del padre de Begoña.

Durante la pelea por la Secretaría General del PSOE, el sector de Sánchez dijo que hacía tres años que Sabiniano había vendido su imperio. No decían por qué precio. Pero tras el asalto a la Moncloa, se ha exhumado un argumento más ridículo, según el cual el negocio prostibulario de los Gómez se cerró "mucho antes de hacerse público el noviazgo de Sánchez". Desconocía que el PSOE anunciara los noviazgos, sobre todo de jóvenes que aún no habían hecho nada en política. Pero no cuadra que si el imperio de don Sabiniano se vendió hace tres años -cuatro, cinco, como máximo- y los Sánchez-Gómez, ahora Falconetti, tienen dos hijas ya pollitas, nacieran varios años antes de que el PSOE supuestamente anunciara el noviazgo. ¿Y dónde y cuándo nacieron? Cambiarlas de colegio por disimular su riqueza ya fue malo. Cambiar su fecha de nacimiento las volverá locas, pobrecitas.

Imagino que cuando Falconetti dice que quiere abolir la prostitución -por decreto-ley, claro- quiere tapar el estigma de la fortuna de los Gómez. Pero es fácil desmentirlo. Ante la propuesta de legalización de Ciudadanos y la de ilegalización del PSOE, debería crearse una comisión informativa en las Cortes y que vaya Sabiniano. Pocos saben más del negocio del sexo. Como además han detenido en Grecia a una de las ONG más famosas por dizque ayudar a los ilegales del Mediterráneo -hasta Obama los recibió- y como Begoña ha estado sacando dinero público para estas organizaciones que pueden ser la tapadera legal de la mafia de trata de personas, que vaya también a explicarse. De paso, aclara su escandaloso nombramiento como sabia africanista por el IE, coincidiendo con el intento -aún pendiente del Gobierno- de compra de varios edificios de la SEPI en el centro de Madrid.

Maroto le vende a Casado la moto de la crispación

Pero si el Gobierno está criminal, la oposición constitucionalista en Cataluña, frente en el que se dirime la existencia misma de la nación, está de pena En su primer error grave al frente del PP, Casado ha asumido la doctrina de Soraya, esgrimida por Maroto, de que hacer frente a la peste amarilla de los lazos "favorece la crispación", infamia moral y disparate político que sólo en el enrarecido ambiente interno del PP puede prosperar. Maroto ha presumido públicamente de su inacción como alcalde de Vitoria ante atropellos semejantes de los etarras, como si haber asumido la doctrina nacionalista de "evitar la crispación", o sea que sólo puedan crispar ellos, no hubiera desanimado a la sociedad vasca y llevado al PP a la ruina actual.

Dice Maroto que valió la pena esperar a que la policía se encargara de hacer cumplir la Ley. Me parece estar viendo a Soraya con el abanico de locomía, esperando a la Brigada Aranzadi o a los Mocitos de Trapero. Que Maroto quiera vender la moto tiene explicación. Que Casado la compre, no. Lo peor, en rigor lo único irreversiblemente malo que puede hacer el nuevo presidente del PP es recordar a Rajoy y el sorayismo, que delegó en jueces y policías su responsabilidad. Esa cobardía mató al Gobierno y dejó medio muerto al partido. Se le votó para romper esa dinámica, no para renovarla. Consensuar algo con las arenas -en Génova las llaman unedisas- movedizas no es siquiera pan para hoy y hambre para mañana: es sumarse a la política que vino a combatir para ser luego defenestrado por los que la defendieron.

La trampa consensual no puede ser más idiota: diferenciarse de C´s. Hace una semana, como consignó escandalizada Cayetana Álvarez de Toledo, Rivera dijo en Onda Cero a preguntas de Arcadi Espada la misma sandez que repitió Casado pocos días después: que "un aspirante a la Presidencia del Gobierno no estaba para quitar lazos". El fin de semana siguiente rectificó y se fue con Inés a quitar lazos en Gerona. ¿Alguien se lo reprochó? Nadie. Ni siquiera los que ahora se lo reprochan a Casado. Es tan evidente el reto de los golpistas y la traición de Falconetti que no unirse a los ciudadanos en la resistencia es traicionarlos. ¿Cómo una persona inteligente, y Casado lo es, puede cegarse y no verlo?

Todos debemos rectificar

Pero necesitamos las rectificaciones de todos: de Ciudadanos, que no han sido pocas; del PP, que tienen que ser muchas; y también las de Vox, que ha demostrado con humildad y eficacia que aprende de sus errores. Los españoles no queremos que hagan milagros, pero sí que no estorben. Y si sirven a lo que dicen servir, aunque la política sea siempre egoísta, deben unirse para luchar contra el enemigo común, que es el de España. También en los medios de comunicación, por desgracia lo más degradado de España. En un mes, nuestra nación, no sólo el Estado en el Tribunal Supremo, habrá de afrontar retos decisivos. La política de partido, ya digo que inevitable, no debe perder de vista lo que está en juego. Hay que obligar a Falconetti a convocar Elecciones, sin esperar resignadamente a Mayo. Para entonces, algunas de las fechorías del Gobierno Garzón-Boye no tendrían remedio.

En España

    Lo más popular

    Servicios