Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Gobierno Sánchez: Iglesias, Vivienda; Puigdemont, Exteriores; Ternera, Interior; Cañamero, Trabajo; Ibarreche, Autonomías; Roures, Propaganda

Estamos ante un movimiento que acaba de empezar y cuyos resultados son tan inciertos como la embestida del mansazo pregonao de la Moncloa.

La izquierda -sociatas y tinajeros- presentó este viernes una moción de censura contra Rivera, no contra Rajoy, y la corrupción de las encuestas, confiando en el apoyo separatista. La moción lleva dentro otra de venganza de Susana Díaz y españolistas como Javier Fernández contra Pedronono. Ese apoyo unánime del PSOE a la moción lleva el sello de la acreditada firma de dagas, cuchillos, venenos y puñales "Rubalcaba-si-te-vuelves-te-la-clava". Estamos pues, ante un movimiento que acaba de empezar y cuyos resultados son tan inciertos como la embestida del mansazo pregonao de la Moncloa.

El peligro inmediato

Admitamos que la trampa de la parte no podemizada del PSOE triunfe. Pero eso sucedería tras fracasar el Gobierno adelantado por Pedrocomosea: socialistas, comunistas y separatistas, con el golpismo catalán al frente y el PNV (y la ETA) a verlas venir -o sea, traicionar- en la cola. Para que fracase, ese gobierno debe constituirse o intentarse. Y la vía mendicante de un partido que quiera presidir el Gobierno Golpestein con 84 escuálidos escaños tendrá que ser tan humillante para los españoles como quieran los rufianes golpistas, provocando la reacción airada de la España constitucional, hoy en manos de Rivera por deserción de Rajoy pero que cuenta con el voto berroqueño del PP, el que se marche a VOX y una parte del que le vaya quedando al PSOE. El ímpetu de Pedrocomosea desembocaría, tras su humillación y descrédito, en aceptar el plan de Ciudadanos de convocar elecciones generales con fecha fija, con un Gobierno, eso sí, que sería sólo del PSOE, para que todos presuman -y cobren- por haber sido Presidente y ministrillos unos dos meses.

Pero esto deja la iniciativa de la formación de Gobierno en manos del separatismo, dirigido políticamente por el PNV y ETA, que han anunciado ya el Estatuto Separatista de Johannesburgo, puro apartheid antiespañol, pero cuyos escaños son golpistas catalanes: los de Alí Pujol y los rufianes de ERC. ¿Y qué les conviene más? ¿Formar el gobierno Kolpestein, con el PSOE tan entregado a la causa antiespañola como demuestra en Valencia y Baleares? ¿Mantener el cadáver insepulto de Rajoy, tan servil como Sánchez, pero que asegura dinero y competencias antes de lanzar el ataque final contra Rivera? ¿O dejar que las urnas muestren hasta dónde ha llegado la marea española para que el PNV negocie con un Gobierno incógnito la separación a plazos? Los enemigos de España han de tener casi tantas dudas como sus defensores.

Primer movimiento de sumisión golpista

Sólo catorce días después de que Rajoy pusiera a Sánchez y al PSOE como ejemplos de responsabilidad y sentido del Estado frente al aprovechategui Rivera, va el estadista sociata y pide públicamente el voto a los golpistas de Esquerra para "asegurar la integridad nacional y el orden constitucional" y a los hijos políticos de Pujol "contra la insoportable corrupción del PP". Es verdad que sólo el jefe del partido más corrupto de la historia de España, el PSOE, puede pedir el apoyo del más corrupto de la antiespaña y de Europa, la banda de Pujol, desperdigada por Alemania, Escocia, Bélgica… y Madrid. Hace menos días aún, seis o siete, Sánchez llamó nazi al nazi Torra y dijo que no hay nada que dialogar con quien debe pedir perdón a los españoles por decir que hablan la lengua de las bestias (Evangelio de Sostres, 6. 6. 666). ¿Y piensa llegar a Presidente del Gobierno de España con los CDR de Torra?

Pues sí. Lo piensa, porque lo dice y Sánchez dice lo que piensa, aunque no piense nunca lo que dice. En rigor, carecer de pensamiento y de valores es para él una ventaja, porque le permite moverse como uno de esos robots aspiradores que cuando tropiezan con la pata de la mesa se vuelven hacia el zócalo, y cuando chocan con él, giran hasta el próximo obstáculo, sin parar. Una vez le apagaron la corriente los del PSOE, aterrados al verlo como un boxeador sonado, pero a base de golpes y con el apoyo de la Sexta, del nazi Torra y antropoides semejantes, volvió a encenderse. Y ahora puede romper a golpes la mesa de la tele y quemarse, pero tras pegarle fuego a las cortinas.

Los números del Gobierno Golpestein

Lo trágico, lo que ilustra la irresponsabilidad de Rajoy, es que los números para formar un gobierno de izquierda y separatista ya estaban ahí. Con Podemos, la ETA, los golpistas catalanes, algún canario y medio PNV, Sánchez tiene escaños suficientes para ser investido por mayoría absoluta. Si promete una reforma de la Constitución "de signo federal", como propone ahora el turolense cráneo privilegiado Urquizu, podemos dar por hecho un Gobierno cuya tarea sería la de dinamitar el orden constitucional. Sólo cabría el recurso al piñeirazo, el primer tamayazo que fue sociata, de Leguina para impedir la moción de censura PP-CDS en la Comunidad de Madrid. Habría que apelar al patriotismo español y otros procedimientos elocuentes para que algunos diputados del PSOE, mayormente andaluces, no votaran a Sánchez. En todo caso, estaríamos al borde del abismo o yendo de cabeza al barranco.

Para alimentar el generalmente yermo caletre socialista y también el del PP, que está feliz viendo, dice, "los toros desde la barrera", imaginemos un gobierno con las figuras de la coalición socialista-podemita-separatista:

Presidencia: Pedro Sánchez

Vicepresidencia Primera: Joan Tardá

Vicepresidencia Segunda: Aitor Esteban

Asuntos Exteriores: Carles Puigdemont

Interior y Prisiones: Josu Ternera

Justicia: Manuela Carmena

Educación y Ciencia: Adriana Lastra

Cultura: Carmen Calvo

Economía: Pedro Saura

Hacienda: Juan Carlos Monedero

Trabajo: Diego Cañamero

Industria: José Luis Ábalos

Vivienda: Pablo Iglesias

Fomento: Francina Armengol

Sanidad: Irene Montero

Agricultura, Pesca y Medio Ambiente: Cristina Narbona

Administración Territorial: Juan José Ibarretxe

Relaciones con las Cortes: Margarita Robles

Portavoz del Gobierno, Medios y Propaganda: Jaume Roures

Igualdad: Por riguroso sorteo entre las diputadas de los partidos coaligados.

Y no sería, no podría ser, demasiado distinto cualquier gobierno con esos apoyos parlamentarios. ¡Gracias Pedro Sánchez!

En España

    Lo más popular

    Servicios