Menú
Federico Jiménez Losantos

La Confederación de Socialismos Ibéricos

Federico Jiménez Losantos
0
Quemando etapas a velocidad de vértigo, la estrategia de liquidación implacable del gran pacto institucional español PP-PSOE prosigue en todos los frentes. En el más importante, que es el vasco, tras el asesinato político de Redondo Terreros y el orillamiento de su política de lealtad nacional y constitucional, se exhibe ya sin tapujos el gran proyecto del felipismo en Madrid, que es también y sobre todo el de Maragall en Barcelona, y que desde su entrevista ayer en “El Mundo” queda claro que encabeza Eguiguren en San Sebastián, con Patxi López como su representante en Bilbao y Javier Rojo apenas como un Judas vitoriano, sin monedas y sin sitio en el Nuevo Testamento.

No es Rojo la única figura patética en esta nueva Escritura del guión del socialismo español, donde todos los renglones son torcidos. Ahí está Ramón Jáuregui, reliquia del Antiguo Testamento, ex-delegado del Gobierno de los Gal y ex-vicelendakari del Gobierno del PNV, que de día se presenta en los círculos evangélicos de Madrid como un Juan el Bautista anunciando la Venida de la Paz, mientras por la noche bailotea en plan Herodías para servirle en bandeja a Herodes Arzallus la cabeza de Mayor Oreja. Sólo lo siniestro supera a lo ridículo en este baile de traiciones y disfraces.

Pero lo realmente siniestro no es convertir el terror en el mecanismo de persuasión de un partido para que cambie de política o prescinda de ella y se suicide. Lo peor es que al socaire de esa desarticulación del PSE-EE ya no se oculta la voluntad de Eguiguren y los nacionalistas antiespañoles del PSE-EE de crear “otro PSC” que culmine la tarea de liquidar al PSOE como partido nacional para convertirlo en una CEDA del separatismo, en una Confederación de Socialismos Ibéricos que no pasaría de antigualla decimonónica, de las del abuelo Maragall, si su nieto no estuviera en camino de hacer del antiguo PSOE un partido más, acaso el decisivo, de la Declaración de Barcelona. Otra vez el 17. Otra vez el 34. Otra vez el 36. Otra vez el 81. Otra vez el PSOE poniendo en jaque a la nación por una insaciable ambición de poder, la de un Felipe González que, como el falso moderado Indalecio Prieto, tiene editor cómplice y padrino financiero: Polanco es el nuevo Echevarrieta.


© www.libertaddigital.com 2002
Todos los derechos reservados

Titulares de Libertad Digital
Suscríbase ahora para recibir nuestros titulares cómodamente cada mañana en su correo electrónico. Le contamos lo que necesita saber para estar al día.

  

En Opinión