Menú

Unos Presupuestos comunistas y dos mociones posibles en Cataluña

Unos presupuestos típicamente comunistas, un atentado contra la Propiedad y la Libertad de principio a fin.

Sánchez firmando el pacto de presupuestos con Podemos | Moncloa

Los cegatos voluntarios, sorayosos o progretas, que llevan décadas contándonos la división entre socialistas y comunistas y entre separatistas catalanes buenos y malos -son los mismos que hablaban de una ETA dura y otra blanda, que mataba igual pero con intención negociadora-, nos dirán ahora que los Presupuestos que firmaron anteayer el Comandante Tinaja y el Doctor Falconetti son, en realidad, papel mojado, que no hay nada firme, que luego vendrá el PNV con la rebaja... en fin, las sandeces de costumbre.

La realidad es que son unos presupuestos típicamente comunistas, un atentado contra la Propiedad y la Libertad de principio a fin, y en los que una mayoría birriosa, pero mayoría, en la que el PSOE, con 84 escaños, tiene 50 menos que el PP acepta el programa podemita para dinamitar la base social del régimen del 78, la clase media. Al Dr. Fraude no le importan los números y pagará las letras que haga falta para seguir en el Poder. Si el precio de los Presupuestos es darle gusto a Iglesias, se lo da. Si el precio del apoyo de ERC es la moción del PSC en el parlamento catalán para un tripartito PSC-ERC-Podemos, al gusto de Junqueras, la presentarán. Los dos movimientos darían estabilidad al Eje Barcelona-Madrid, que tendría un doble Gobierno tripartito, ambos del Frente Popular. En Madrid sería ideológicamente más comunista, con mucha ingeniería social; y en Barcelona, más separatista, con indulto asegurado. El PSOE fingiría que no está liquidando el régimen del 78, pero vaya que si lo liquida. Sin clase media ni Constitución, adiós.

Entre la moción de Arrimadas y la de Iceta

Pablo Casado propuso el miércoles a Ciudadanos que presenten una moción de censura al gobierno de Torra, por su descarado golpismo matonesco. Rápidamente salió Villegas con el mismo argumento que cuando Arrimadas no intentó la investidura: "los números no salen". Yo creo que entonces acertaron, y eso sostuve aquí. Hoy no lo veo tan claro. Pero creo que ahora se equivocarían si dejan la iniciativa política en manos del PSC. Basta leer el "Izbestia" y "La Retaguardia", donde ya se defiende editorialmente esa posibilidad. Y según las normas clásicas de la propaganda de izquierdas, que manda culpar al otro de lo que uno pretende, dirán que Iceta presenta la moción para adelantarse a Arrimadas, que sería la culpable de la radicalización golpista y de la división social en Cataluña, ahora que estamos tan a gustito con los CDR, la TV3 y todos reprobando al Rey.

La experiencia demuestra que la línea editorial conjunta del otrora famoso El País y La Vanguardia, "española" ayer, "antiespañola" hoy, adelanta los movimientos de toda la izquierda y todo el separatismo. Desde el golpe cebrianita al pacto PP-PSE en el País Vasco al pacto del Tinell , el cordón sanitario contra el PP, el Prestige, la Guerra de Irak y el 11M, toda la actuación antisistema de la Izquierda para echar a la derecha del Poder ha sido teledirigida por estos dos defensores de la corrupción del Sistema. Y siempre se le ha tendido la mano a la Derecha, humillada y condenada, para perdonarla a cambio de aceptar el nuevo guión de la legislatura progre. Y el PP, al final, siempre pactó, a medias con Aznar y del todo con Rajoy.

Barcelona, la gran tentación municipal

Fatalmente, Rivera ha adquirido ya ese nivel de soberbia cesarista que es natural en los que llevan años rodeados de una corte de agradaores. Y como su querencia es típicamente derechista, o sea, aprovechategui, lo que le saldrá ahora es esperar sentado, como pasó en la moción de censura contra Rajoy, cuyo calado no vio y lo tuvo k.o. hasta la tesis de Falconetti. Sin embargo, el PSC no tiene casi nada que perder. Y casi todo que ganar. Por de pronto, ante la abstención, que es lo que le pedirán a C´s, para investir un Gobierno que respete formalmente más la Ley que el de Torra, yo no sé si Arrimadas se atreverá a negarse. Pero ¿qué va a hacer Valls? Su estrategia para conquistar Barcelona pasa por el acuerdo tácito o expreso con el PSC, al que pertenece lo sustancial de su equipo.

¿Va a negar Ciudadanos la posibilidad de un apoyo al Presidente Iceta, o a un esquerrano de perfil bajo, a cambio de que su candidato sea alcalde de Barcelona? ¿Y no cambiará Rivera los principios por lo que ha sido una operación en la que él pone los votos y otros el ideario socialista? No digo que Rivera no sea capaz de poner pies en pared. Pero estaría ante una decisión endiablada, de la que saldría con muy serias magulladuras. Para alguien que lo hace todo o casi todo por la imagen, es una trampa mortal. Y el guión, repito, ya lo han escrito "Izbestia" y "La Retaguardia".

Se mire como se mire, el acuerdo de Presupuestos Tinaja-Falconetti es un paso muy serio en la consolidación del bloque que se propone acabar con el régimen constitucional de 1978 y abrir la puerta al Estado Federal. Asimétrico, por supuesto. Antinacional, cómo no. Antidemocrático, claro. Pero revolucionario. ¿Por qué creen que Iglesias sigue sin ir al dentista? Porque así se ve suficientemente capaz de devorar a las tres caperucitas azules, que cantan con su cestita por el bosque mediático del Ogro Ferreras.

En España

    Lo más popular

    Servicios