Menú
Federico Jiménez Losantos

Ventajas del candidato Lucas

Federico Jiménez Losantos
0
La primera ventaja del candidato Lucas para suceder a Mayor Oreja es que no disfruta de la condición pastueña pero ilidiable de ministro. Por alguna razón, quizás por algún virus, bacteria o microbio que anida en los rincones de La Moncloa, los presidentes españoles tienen alergia a las crisis de Gobierno. A González le salían catastróficas. A Aznar tampoco le hacen ninguna gracia y suelen salirle por la culata. Con Lucas, sólo Mayor Oreja se ausentaría del Consejo de Ministros y Aznar podría hacer la crisis, si la hace, para finales de año, en vísperas del congreso del PP y de los fastos europeos de España.

La segunda ventaja es que así se produciría un relevo en una autonomía del PP, cosa que, por el precedente fraguista, empezaba a convertirse en un imposible físico y metafísico. Habrá que proceder a sustituir a Lucas y eso no dejará de entenderse fuera de Galicia como una invitación a no morir en el cargo, por muchos votos que se tengan. También los votos se acaban.

Y la tercera es que Lucas rabia por venir a Madrid desde hace años, pero especialmente de un tiempo a esta parte. Quizá le excitan las vistas del Guadarrama, quizá se ha prometido a sí mismo vivir en el Madrid Romántico. Y es al único de la conjura de Perbes, del grupo que hizo presidente a Aznar (Cascos, Trillo, Rato y Lucas), al que el Presidente del Gobierno no había hecho ministro. Ahora o nunca. Y podría ser ahora.

En Opinión