Menú

Innovación en la Copa

Es bueno tener nuevas iniciativas y un espíritu innovador, pero en muchas ocasiones los cambios no son buenos per se, sino que debe haber una clara ventaja respecto a la situación anterior.

0

El pasado lunes se llevó a cabo en el museo Guggenheim de Bilbao el sorteo de los emparejamientos de la Copa del Rey, que se celebrará del 18 al 21 del próximo mes de febrero en el BEC, un recinto que, para esta ocasión tan especial, contará con un aforo de unos 16.000 asientos. La ACB, en su intento de continuar innovando, sustituyó las tradicionales bolas con los nombres de los equipos, o el sistema de balones con impresión oculta, por un sistema informático en el que los invitados que hacían la función de "mano inocente" tenían que elegir un balón virtual al que previamente se le había asignado uno de los participantes. Como este tipo de sorteos siempre se prestan a suspicacias y el sistema elegido era fácilmente manipulable, a las pocas horas el propio foro de ACB.COM estaba incendiado con centenares de mensajes de aficionados enfadados y algunos medios como Marca o el Mundo Deportivo publicaban duros artículos de opinión poniendo en duda la credibilidad del sorteo o como mínimo la elección del nuevo sistema. Todo este revuelo provocó la reacción de la ACB que tuvo que recordar que todos sus sorteos se realizan ante notario, aunque la mejor garantía de que no había manipulación para cualquiera que viera el sorteo era que los propios interesados, los clubs participantes, tenían a sus máximos responsables en la misma sala tranquilos y sonrientes.

Es bueno tener nuevas iniciativas y un espíritu innovador, pero en muchas ocasiones los cambios no son buenos per se, sino que debe haber una clara ventaja respecto a la situación anterior, y en este caso los costes de imagen de la innovación por no tener en cuenta la suspicacia de los aficionados y el contexto mediático, y por no haber comunicado bien el nuevo sistema por un "fallo del directo" han superado los beneficios de una innovación estética, más o menos conseguida.

En mi opinión, donde debería innovar la ACB es en la parte deportiva y televisiva, pero no durante la Copa sino en la fase previa, haciendo en la jornada 17, la del ecuador de la liga regular que marca el corte para acceder a la Copa, lo mismo que hace en la jornada 34, una jornada unificada para todos los partidos con influencia en la clasificación.

Los horarios de los partidos están condicionados por las elecciones de las televisiones, que habitualmente se hacen con un mes de anticipación, pero para esta situación se debería poder hacer una excepción tanto por motivos puramente deportivos como por una cuestión de imagen y audiencias. El pasado sábado, La 2 emitió el Suzuki Manresa-Real Madrid, sin trascendencia real para la Copa, cuando había un Caja Laboral-Unicaja en el que el equipo malagueño que ocupaba la séptima plaza dependía de sí mismo, en caso de victoria se clasificaba y en caso de derrota, como así ocurrió el domingo por la mañana, quedaba fuera y se abrían las posibilidades para el resto de equipos implicados. El problema es que todos los partidos restantes no se jugaron el domingo por la mañana, y aunque el Asefa Estudiantes ganó ampliamente al Xacobeo Blue:sens tanto los aficionados que acudieron a los pabellones con sus transistores como los que vimos los partidos por televisión o hicimos un "carrusel" por internet a través del Orange ACB 360 no pudimos saber qué equipo se había clasificado porque había que esperar al partido de la tarde Ayuda en Acción Fuenlabrada-Lagun Aro GBC.

Se dio además la circunstancia de que los donostiarras tuvieron la ventaja deportiva de conocer la diferencia exacta por la que tenían que vencer a los fuenlabreños para poder disputar su primera Copa, y que la clasificación de un tercer equipo vasco en la Copa de Bilbao era la opción más interesante para la sede por varios motivos, tanto afectivos como económicos, por lo que se prestaba a todo tipo de suspicacias que ese partido se disputara el domingo por la tarde y sin televisión en directo.

La amplia victoria del "Fuenla" despejó cualquier duda, pero una victoria mínima de los guipuzcoanos, por la diferencia justa, hubiera podido generar una polémica mucho mayor y mucho más fundada que la despertada por el "innovador" sistema del sorteo de la Copa.

Fernando Martín es economista experto en baloncesto

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios