Menú

Garzón en Gibraltar

Esta visita ha excitado los ánimos de Monsieur de Sans-Foy contra el exjuez. Y, claro, ese feroz ataque ha provocado la reacción de Fray Josepho.

Fray Josepho y Monsieur de Sans-Foy
35

El otro día, el inefable Baltasar Garzón visitó Gibraltar acompañado de un exsenador socialista, que ahora es asesor de Picardo. Parece que cenaron con el propio ministro principal del Peñón.

El caso es que esta visita ha excitado los ánimos de Monsieur de Sans-Foy contra el exjuez, al que ya le tenía cierta inquina. Y, claro, ese feroz ataque de Monsieur ha provocado la reacción de Fray Josepho. Pero lean, lean:

CONTRA GARZÓN
por Monsieur de Sans-Foy

Escucha, Fray Josepho, el eco de mi canto.
¿No sientes en tus carnes parálisis de espanto?
Hablamos, en efecto, del tipo del mechón:
del mítico jurista, del togado famoso,
al que echaron del puesto por hacer mucho el oso;
del mediático pelma... Resumiendo: Garzón.

Secretario de Estado, cuando estaba Felipe,
se le fue el entusiasmo, como pasa la gripe,
y les puso las pilas con el tema del GAL.
Le gustaba la fama... procesar dictadores...
los mediáticos pleitos plagaditos de errores,
(aburridos detalles que le daban igual).

La bonita costumbre de espiar a abogados
les tocó los cojones a los jueces togados
y encantó a sus amigos, los del "No pasarán".
El Supremo le dijo que se fuera de viaje
(La patada en el culo por ligero equipaje...
liberado del peso de esconder el Faisán).

Figurar le emociona, trabajar le repele.
Necesita el consuelo de salir por la tele...
y algaradas de progres que le den la razón.
Fíjate, que he sabido que ha venido en secreto,
no se sabe de dónde, proverbial culo inquieto,
a comer pejcaíto con Picardo, al Peñón...

PRO GARZÓN
por Fray Josepho

No te metas con Garzón,
desvergonzado Sanfuá,
porque desde un tiempo acá
me arrebata el corazón.
Por su actitud, su mechón,
y por esa buena planta...
¡que me encanta!

¿Por qué lo envidias, gabacho?
¿Por su marca de champú?
¿Porque es más guapo que tú?
¿Porque es más listo y más macho?
Te supera, mamarracho:
se te impone y te adelanta...
¡Y me encanta!

Mi heterosexualidad
con Garzón se dulcifica.
Y no me vuelvo marica
porque no deja el abad
(y porque no tengo edad),
pero su hermosura es tanta...
¡que me encanta!

No soportas a Garzón,
celosísimo Mesié.
No soportas su tupé,
su brillo, su relumbrón,
ni esa prevaricación
que a mis ojos lo agiganta...
¡y me encanta!

Solo sabes criticar,
porque le tienes inquina.
Te jode si va a Argentina
te irrita si va a cazar,
y si se va a Gibraltar...
entonces te solivianta.
¡Pues me encanta!

Me gusta porque es mediático;
me embruja su progresía;
su prosa y su ortografía
me lo vuelven carismático.
¡Y se me hace tan simpático
el pito de su garganta!...
¡Que me encanta!

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios