Menú

Tricornio juntamente y Picoleto

Oiréis aquí las cuitas de entrambos servidores del Estado, dispuestos al cuidado de nuestros diputados podemitas.

0

Allá donde la encina y el carrasco
limitan con la acera y la cuneta,
veréis la vil caseta
en la que del chubasco
la fiel Guardia Civil se parapeta.

Tricornio juntamente y Picoleto
(conviene que dejemos
los nombres verdaderos en secreto)
protegen a los amos de Podemos.
Oiréis aquí las cuitas
de entrambos servidores del Estado,
dispuestos al cuidado
de nuestros diputados podemitas:

HABLA 'TRICORNIO'
por Monsieur de Sans-Foy

Oh, monte, oh, fuente, oh, río...
Oh, Sierra de Madrid... ¡Joder, qué frío!
Tú sabes, Picoleto,
lo mucho que te aprecio y te respeto
(que por algo eres cabo
y yo, guardia primero).

No veas en mis quejas, compañero,
insubordinación ni menoscabo.
Con ellas me consuelo,
porque se me hace duro
estar aquí, pegado al puto muro,
y orinar contra él, en plan perruno:
¿No es cosa que, en el siglo XXI,
ya pasa de color castaño oscuro?

¿Y el cáterin? La sopa
de pollo que caliento en el hornillo
de gas... ¡Hasta a la tropa
le dan en la Legión su bocadillo!
Y aquí, los señoritos
nos quieren eficientes... y gratuitos.

¡Ni en territorio afgano,
que había que lidiar con gente mora,
vestido de romano,
viví tan puteado como ahora!

HABLA 'PICOLETO'
por Fray Josepho

Tricornio, yo te entiendo.
Algunas situaciones son complejas
(como esta que aquí estamos padeciendo),
por eso, camarada,
te acepto los reproches y las quejas.
¡Pero esta es nuestra suerte
desde que nos fundó el duque de Ahumada!
Cumplir nuestro deber sin pedir nada,
desafiar la muerte,
huir del bienestar y el acomodo,
y siempre por la Patria darlo todo.
Por eso, amigo, advierte
que aquí la privación y el sacrificio
son gajes inherentes al oficio.

Por otra parte, piensa
en la vital misión que nos ocupa,
que es impedir que nadie le haga pupa
ni otra cualquier ofensa
a la familia Iglesias y Montero,
fundamentales piezas del tablero
de nuestra democracia.
Así que las molestias y fatigas
no deben producirte suspicacia.
¡Tricornio, no me digas,
como profesional y guardia experto,
que no te enorgullece el desafío!
No añado más. Por cierto,
permite en la espesura que me adentre,
porque, con este frío,
de nuevo tengo afán de hacer de vientre.

Siga a este par en Twitter: @FrayJosepho, @MonsieurSansFoy.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco