Menú

Contradicciones corticales

Si en tierra del emperador Obama Zapatero difumina, al menos intencionalmente, fronteras, en su, por él, discutible y discutida nación, algunas regiones pródigas en votos socialistas se permiten el lujo de usurpar componentes de la capa cortical española.

0

En su ya clásico Primer ensayo sobre las categorías de las Ciencias Políticas (Logroño, 1991), uno de nuestros Patronos de Honor, el riojano Gustavo Bueno, definía los componente de la capa cortical de toda sociedad política, a saber: los poderes militar, federativo y diplomático. Es, por tanto, en las fronteras entre naciones políticas donde dichos poderes mantienen un inestable equilibrio.

Traemos a este artículo de DENAES estos materiales a propósito de dos hechos que han corrido paralelos estas semana: por un lado, las manifestaciones que el presidente del Gobierno ha realizado en la cadena norteamericana CNN, y por otro, el recurso contencioso administrativo presentado por la Comunidad de Madrid contra el Real Decreto aprobado por el Gobierno, que reforma el reglamento de la ley de extranjería sin haber modificado antes la propia norma y que permite a las comunidades autónomas como Cataluña o Andalucía dar permiso de trabajo a inmigrantes. En ambos casos, la capa cortical española se ve comprometida.

La aliciesca propuesta de Zapatero, defendida a través de las telepantallas, consiste en establecer una "gran alianza" que incluya a los países islámicos moderados y que lleve al aislamiento de los "radicales violentos". Mas si en tierra del emperador Obama Zapatero difumina, al menos intencionalmente, fronteras, en su, por él, discutible y discutida nación, algunas regiones pródigas en votos socialistas se permiten el lujo de usurpar componentes de la capa cortical española, estableciendo no sólo embajadas en el extranjero, sino tratando de regular los inmigrantes que en estas tierras han de entrar.

Una vez más, las contradicciones son el único rumbo que el krausista castellano conoce. Sabedor del amplio poder mediático que maneja, con una medrosa oposición y uno de los más importantes componentes de esta cortical capa, el ejército, con una filonacionalista catalana como "ministra de la Guerra", el presidente despliega una errática política que no halla respuesta efectiva en los ámbitos antes citados.

Desde nuestra Fundación, y pese al desolador panorama de la política española, seguiremos denunciando estas y otras flagrantes contradicciones, cuyos efectos no son otros que la consolidación de la desigualdad entre españoles, a fuerza de crear barreras internas propias del Antiguo Régimen, fronteras reales envueltas en estúpidas propuestas sólo admisibles por los afectos al infantil panfilismo que nuestros representantes predican con engolada voz y afectados ademanes.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation