Menú

Por un referéndum nacional

El encaje del término "nación" en el preámbulo del Estatuto no deja de representar una excepción al edificio constitucional de 1978, pues viene a decirnos que la soberanía descansa en la nación española, salvo que uno viva en Cataluña.

0

Desde la Fundación para la Defensa de la Nación Española hemos tomado la decisión de apoyar el planteamiento de un referéndum para dirimir mediante consulta popular la admisibilidad del nuevo Estatuto de Cataluña así como del nuevo marco político que se pueda llegar a negociar en el País Vasco con la participación de un partido ilegalizado como es Batasuna.

Más allá de la concreta formulación de la eventual pregunta, consideramos que el referéndum es un procedimiento estrictamente democrático que además permite contrarrestar un serio defecto de nuestro sistema político: los partidos nacionalistas pesan demasiado en la gobernación de España, mientras que los partidos nacionales quedan a menudo a merced de aquellas minorías. Dar voz directa al conjunto de la sociedad española en cuestiones de especial trascendencia para la convivencia colectiva, ahora amenazada, será un paso adelante en la construcción de la democracia.

Los asuntos que están sobre el tapete merecen, sin duda, un pronunciamiento popular. El Estatuto de Cataluña pretende redefinirse en unos términos tales que afectan gravemente a todos y cada uno de los ciudadanos y de las demás regiones de España. La modificación del sistema de financiación repercute directamente en todas las demás Comunidades Autónomas, dañando seriamente los mecanismos de solidaridad. La imposición del catalán como lengua obligatoria permite augurar una limitación práctica de la libertad de circulación de las personas en el territorio nacional. El encaje del término "nación" en el preámbulo del Estatuto no deja de representar una excepción al edificio constitucional de 1978, pues viene a decirnos que la soberanía descansa en la nación española, salvo que uno viva en Cataluña. Todas estas cuestiones son extremadamente preocupantes. Y como nos afectan a todos los españoles, por todos tienen que ser decididas.

La discusión sobre la viabilidad reglamentaria de pronunciarse en referéndum sobre una cuestión como el nuevo Estatuto Catalán es, a estas alturas, de escasa entidad. El hecho relevante es que la propuesta de Estatuto de Cataluña rompe la letra y el espíritu de la Constitución en numerosos aspectos. Y es igualmente un hecho que esos puntos de ruptura están siendo aprobados por cauces ajenos a los que reglamentariamente exige una reforma de la Carta Magna. Si se trata de amparar la reforma del Estatuto en la representatividad de una exigua mayoría parlamentaria, exijamos que sea el voto popular quien directamente decida. Y el referéndum es el método adecuado para ello.

Para impulsar que el referéndum tenga lugar, nos hemos unido en una iniciativa conjunta con movimientos cívicos como el Foro Ermua, Convivencia Cívica Catalana o el sindicato Manos Limpias. Queremos denunciar conjuntamente que está en marcha una operación para introducir de forma fraudulenta cambios en el sistema constitucional, a través de la reforma de diversos Estatutos de Autonomía y que la propia estructuración territorial del Estado y la igualdad y derechos fundamentales de los ciudadanos españoles están en peligro de verse alterados sin las garantías inherentes al procedimiento de reforma constitucional establecido.

Doce asociaciones cívicas hemos puesto en la red la página web Todosdecidimos.com en la que los españoles que compartan nuestro planteamiento pueden apoyar con su nombre y DNI esta iniciativa que, promovida inicialmente por el Partido Popular, refleja nuestra preocupación por el futuro de España, motivo por el que hemos decidido hacerla nuestra, sumando nuestras fuerzas a la recogida de firmas en su favor.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation