Menú
Fundación Heritage

Navidades socialistas

El presidente electo Barack Obama confirmó que se está estudiando la necesidad de un urgente rescate financiero especial, organizado por el Gobierno federal para subvencionar la relocalización de las operaciones de Papá Noel en el Polo Norte.

Fundación Heritage
0

¡Vaya Navidad! Las operaciones de evacuación continúan en el Polo Norte, pues Papá Noel, Mamá Noel, sus renos y unos 5.000 duendes están siendo reubicados debido al calentamiento del planeta en un lugar seguro pero aún no revelado.

La reubicación forzada comenzó poco después de que Papá Noél partiera del aeropuerto del Polo Norte en Nochebuena mientras que el Equipo de Intervención de las Naciones Unidas, también conocido como UNIDAD, llegó de improviso cuando todavía se podía ver en la distancia a Rodolfo, el reno de la nariz roja, mientras el trineo de Papá Noel iba desapareciendo camino del sur. 

"La única manera de salvar la Navidad para el futuro era evacuar a los fabricantes de juguetes y a Mamá Noel y así poder reubicar sus instalaciones antes de que el hielo del Polo Norte se derrita", decía el premio Nobel Al Gore que estaba presente en ese preciso momento con un equipo de grabación especialmente traído para la ocasión. La filmación del evento podrá verse como parte del nuevo documental de Gore que se titulará "Una Verdad Incómoda para el Viejo Papá Noel".

Gore agregó que había pedido a sus seguidores en la comunidad científica internacional que determinasen si Papá Noel realmente existía y expresó su confianza en el resultado. "Ellos confían en el calentamiento global por tanto creer en Papá Noel es fácil", afirmó Gore.

Cuando Papá Noel, su trineo y los renos volvieron al Polo Norte, agotados, somnolientos y con sobredosis de leche y galletas, se vieron rodeados por los Cascos Azules enanos. Sus duendes ya habían sido agrupados previamente en naves proporcionadas por Greenpeace y habían sido rápidamente llevados a un puerto americano. Al llegar, fueron recibidos por trabajadores portuarios que los rodearon rápidamente y que persuadieron a la mayor parte de los duendes para que firmaran tarjetas de adhesión al Sindicato de Obreros Portuarios.

Antes de que se le permitiera ver a alguien, Papá Noel fue llevado a la enfermería del barco para un chequeo médico por galenos de la sanidad pública. "Era lo que nos temíamos", dijo el jefe de la unidad médica. "Toda esa leche y galletas han elevado su colesterol por encima de niveles aceptables. Le hemos pedido al alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, que apoye a Naciones Unidas en su propuesta de gravar con un nuevo impuesto todos los productos de la mesa navideña, excepto, claro está, las galletas sin materias grasas ni lácteas así como las dietéticas. Es por el bien de Papá Noel". 

Los observadores confirmaron que Santa Claus estaba rojo de ira y amenazó con jubilarse. Dijo un espectador de la escena:

Era todo congojas
Su nariz parecía una cereza y sus mejillas se pusieron rojas
Su pequeña boca graciosa se tensó como un arco,
Y la furia del momento, de palabras lo dejó parco.

No estaba muy claro quién tendría la potestad para designar un reemplazo, pero varios gobernadores se ofrecieron voluntariamente para asumir la responsabilidad de escoger un sucesor para Papá Noel. Dijo uno de ellos: "Uno no tiene muchas oportunidades como ésta. La designación de un senador vale mucho. ¿Pero elegir a un nuevo Papá Noel? ¡No tiene precio!". 

Caroline Kennedy se ofreció voluntariamente para ocupar el puesto como el primer Papá Noel femenino, diciendo que "al fin y al cabo, puede que se me haya olvidado ir a votar, pero nunca me he perdido una sola Navidad".

El presidente electo Barack Obama confirmó que se está estudiando la necesidad de un urgente rescate financiero especial, organizado por el Gobierno federal para subvencionar la relocalización de las operaciones de Papá Noel en el Polo Norte. Se habla de una suma estimada en 250.000 millones de dólares. Obama confirmó que: "Sí, este dinero será prestado, aumentará nuestra deuda nacional y en última instancia serán nuestros hijos y nietos quienes la amorticen. Pero eso es lo justo ya que de todas formas son ellos mismos los que están recibiendo la mayor parte de los juguetes".

Agregó el presidente electo: "Éste será nuestro paquete de estímulo económico más grande desde la compra de Luisiana. Solamente alguien con el espíritu de Ebenezer Scrooge podría oponerse a ello". Los líderes republicanos del Congreso no han podido ser localizados para ofrecer algún comentario.

Detroit también se ofreció voluntariamente para convertirse en la nueva capital de la fabricación del juguete, ya que las fábricas de montaje de coches podrían equiparse con nuevas máquinas para manufacturarlos.

Comentaba un congresista de Míchigan: "El único problema es que el próximo año, Papá Noel tendrá que entregar los juguetes usando aviones comerciales".

Otros en el Congreso americano están debatiendo silenciosamente la posibilidad de una fusión de las operaciones de Papá Noel con el Gobierno federal como parte del rescate financiero. Dijo un alto funcionario del Senado que pidió permanecer anónimo: "Tenemos ya tantos programas federales en los que se tira el dinero que en realidad la fusión sería algo de lo más normal". 
 

©2008 The Heritage Foundation
* Traducido por Miryam Lindberg 

Ernest Istook, ex congresista de Estados Unidos que sirvió en el Comité Selecto sobre Seguridad del Territorio Nacional, es un distinguido miembro de la Fundación Heritage.

©2014 Libertad.org
* Traducido por Miryam Lindberg

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation