Menú

Una guerra anónima

Es difícil distinguir a los malos en la red, pero se puede hacer. La informática forense ha avanzado a la par de la habilidad del enemigo para crear nuevos virus informáticos

Fundación Heritage
0

 

por el Dr. James Carafano

Puede que Anonymous (Anónimo), el tenebroso grupo hacktivista, haya declarado la guerra a Estados Unidos. Esto plantea preguntas: ¿Cómo lo sabremos? y ¿qué significa esto realmente? La pregunta siempre preocupante para los ciberguerreros es la "atribución" – ¿sabemos que realmente contra quién estamos luchando?

Es difícil distinguir a los malos en la red, pero se puede hacer. La informática forense (la ciencia y tecnología de localizar agentes maliciosos online) ha avanzado a la par de la habilidad del enemigo para crear nuevos virus informáticos. Después de todo, los principales actores maliciosos como GhostNet y RBN al final no fueron descubiertos por los gobiernos o los servicios de inteligencia, sino por los esfuerzos de investigación de grupos privados e individuos con recursos modestos y software disponible en el mercado.

En otro ejemplo para la atribución online, un instituto independiente de investigación, la Unidad de Ciberconsecuencias de Estados Unidos (U.S.-CCU), ha analizado los ciberataques rusos sobre Georgia. El US-CCU llegó a la conclusión de que estos ataques fueron realizados por entidades no gubernamentales, con la ayuda de la delincuencia organizada y con previo conocimiento de la guerra y el apoyo del gobierno ruso. Construyó toda la estructura de su análisis usando la memoria temporal de sitios web y proveedores de servicios de Internet (ISP).

El ciberanálisis forsense, sea por los gobiernos, usuarios de Internet o agencias gubernamentales, no es la única herramienta disponible para localizar a los ciberenemigos. Hay una gama de herramientas de recopilación de información, desde inteligencia de fuente abierta hasta los espías de toda la vida y estas se pueden utilizar para salir a la caza de los agentes maliciosos – como con cualquier otra amenaza.

Todo aquel que declare la guerra online, deberá saber que, si lo hace, puede estar seguro de que no va a salirse con la suya. Si alguien busca hacer daño, es más probable que no, que si salen decididamente a buscar al culpable, la gente seria lo encontrará esté donde esté.

©2014 Libertad.org
* Traducido por Miryam Lindberg

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation