Menú
Gabriela Calderón

No, Cuba y Venezuela no son democracias

Como decía George Orwell, "hemos caído hasta tal profundidad que la repetición de lo obvio se ha vuelto el principal deber de los hombres inteligentes".

Gabriela Calderón
0

La palabra democracia ha sido utilizada con tanta arbitrariedad que hoy la utilizan para describir gobiernos tan disímiles como los de Cuba o Venezuela y Suiza. Un país como Venezuela, con un presidente que gobierna, legisla, manipula la junta electoral y controla las fuerzas armadas (cuyo lema ahora es "Patria, Socialismo o Muerte") hace rato que dejó de ser una democracia y pasó a ser su grotesca caricatura.

Sin embargo, el presidente ecuatoriano Rafael Correa mantiene que es un régimen democrático puesto que "ha ganado nueve elecciones consecutivas". Lo que Correa no dice es que la OEA, la Unión Europea y el Congreso de España han establecido todos que los procesos electorales en Venezuela de 2004 y 2005 carecieron de transparencia.

Tampoco se puede hablar de un proceso electoral justo y transparente cuando la libertad de prensa es severamente coartada desde 2005, año en que se modificó el Código Penal venezolano convirtiendo en crimen –penado con hasta 15 años de cárcel– hablar mal del Gobierno o de uno de sus altos funcionarios.

Es realmente preocupante que en Ecuador, en el siglo XXI, todavía estemos debatiendo si Cuba es o no una democracia después de 48 años de un gobierno de partido único. Bajo ninguna definición tradicional, sea parlamentaria, presidencial, directa o participativa, puede el régimen cubano ser descrito como una democracia.

Su convaleciente líder, Fidel Castro, no puede ser considerado democrático cuando se ha dedicado a imponer su voluntad durante casi medio siglo como si la isla fuera su hacienda. ¿Puede considerarse democracia un país donde el único empleador es el Estado y donde a los disidentes se les prohíbe obtener empleo? ¿Puede considerarse democracia un país en el que no se tiene libertad para salir y entrar libremente? ¿Puede considerarse democracia un país donde por vender o comprar carne lo meten en la cárcel por un año? En la Hacienda Castro, solo los Castro y sus allegados pueden darse ese lujo. ¿Es democracia un país donde los medios de comunicación son únicamente estatales? ¿Puede existir la democracia donde no se permite que la gente se mueva libremente dentro del territorio nacional?

No obstante, los presidentes de Ecuador y Bolivia todavía insisten en mantener que Fidel Castro no es un dictador y que en Cuba hay democracia.

Pero si vamos a tener un debate honesto habría que definir claramente los términos. Si en algo deberíamos estar de acuerdo es que para que haya democracia tienen que cumplirse ciertas condiciones elementales: división e independencia de los poderes, libertad de expresión (que solo se puede ejercer con una prensa libre), elecciones transparentes y más de un partido político.

Cuba no satisface ni uno sólo de esos elementos fundamentales de la democracia. Venezuela apenas satisface el requisito de tener más de un partido político. Ecuador, desde el momento en que se establezca la Asamblea todopoderosa, no cumplirá con la primera característica.

No pareciera necesario explicar algo tan obvio como el hecho de que Cuba es una dictadura en la que durante casi medio siglo se les ha negado la libertad a millones de ciudadanos. Pero como decía George Orwell, "hemos caído hasta tal profundidad que la repetición de lo obvio se ha vuelto el principal deber de los hombres inteligentes".

© El Cato

Gabriela Calderón, editora de elcato.org y columnista de El Universo (Ecuador).

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios