Menú
GEES

Afganistán, es decir, Irak

Si en realidad Zapatero es un neocón, lo ha disimulado muy bien hasta ahora, pero si esto no son más que fuegos artificiales, entonces, con los soldaditos no se juega.

GEES
0

La ministra de Defensa asegura en la cadena semi-amiga SER que España está en Afganistán para "imponer" la paz y hacer frente a Al Qaeda. Por veinticinco céntimos de euro, ¿puede alguien dar otro ejemplo de guerra con los mismos objetivos? Irak. Muy bien.

La situación, sin embargo, no es esa. Mientras se filtra que el Consejo de Ministros pretende aumentar nuestra presencia de tropa –en un incremento estratégico equivalente, mutatis mutandis, al exitoso surge de Irak, decidido por Bush, comparación que en efecto resulta odiosa–, el diario El País publica un artículo de Santiago Carrillo abogando por la retirada. No es sorprendente que el comunismo deteste la intención de extender la democracia, y tampoco es nuevo, como no lo es que ministros socialistas levanten el puño reivindicando la herencia del Gulag y los 100 millones de muertos del comunismo. Ya lo ha dicho Rubalcaba, que levanten lo que quieran, a lo que hay que añadir, "pero que se sepan sus ideales".

En definitiva: chirría un poco que el mejor amigo de Chávez en Europa esté comprometido con la doctrina Bush –extensión de la democracia en Oriente Medio y la identificación de los terroristas con los países que los cobijan. Entonces, ¿por qué fingen firmeza?

En primer término porque confían en la ignorancia, desinterés y seguidismo que fomentan en la sociedad española y se creen muy capaces de salir de contradicción en contradicción hasta la victoria en las próximas elecciones. Y puede que no les falte razón.

En segundo lugar, porque han intentado lavar su imagen de aniquiladores de empleo e irresponsables pacifistas de salón en la ola de Obama, para quien Afganistán es la guerra buena y para la que se hace la vista gorda sobre la cárcel de Bagram –equivalente a Guantánamo–, los asesinatos selectivos de terroristas, y los inevitables daños que toda guerra produce. Es igual, porque es bien sabido que la izquierda, que es buena por naturaleza, puede hacer lo mismo por lo que llama criminales a sus adversarios ideológicos y salir moralmente reforzada.

Sumando la actitud despótica hacia la sociedad y el lavado de imagen, nos dan 220 soldados. Pero esto es hoy. Porque el plan para mañana es inequívocamente la retirada. Será esta una retirada honrosa y a tiempo, que se justificará con la devolución de la soberanía a los afganos y, cuando se produzcan las inevitables consecuencias negativas, se llorarán lágrimas de cocodrilo asegurando que hicimos todo lo que se pudo, pero que no fue posible "imponer la paz" ni "hacer frente a Al Qaeda".

Como sólo importan los intereses electorales y los prejuicios ideológicos, no hemos querido enterarnos de que el 11 de septiembre de 2001 el islamismo radical le declaró la guerra a Occidente; que en esa guerra habrá muchas batallas; y que Afganistán, siendo la primera, es sólo una de ellas.

Como en su momento, en el famoso titular prisaico del 12 de septiembre, Afganistán resultó ser una de las represalias de Bush, es raro que hayan entendido súbitamente su significado, por el simple hecho de que ahora mandan. Como en su momento el incremento de tropas en Irak que pacificó el país y lo puso en marcha hacia la democracia, fue saludado calificando a Bush de loco, criminal o ambas cosas, se hace difícil hoy defender lo mismo para Afganistán.

En conclusión: si en realidad Zapatero es un neocón, lo ha disimulado muy bien hasta ahora, pero si esto no son más que fuegos artificiales, entonces, con los soldaditos no se juega. Si no cree en la extensión de la democracia ni en la necesidad de la guerra contra el terrorismo, como Carrillo, no los mande a ningún sitio a hacer como que hacemos. Y si cree, como Bush, en la democracia, entonces conviértase, cambie de partido, y no se deje ver con ministros haciendo el signo del totalitarismo del siglo XX, cuyo heredero del XXI es el terrorismo islámico.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios