Menú
GEES

Bono en las antípodas

esperamos que este viaje de Bono tenga más éxito que el que realizó secretamente a su compadre Chávez para venderle unas corbetas que finalmente el Coronel bolivariano comprará a Francia y no a España

GEES
0
El ministro de Defensa no ha encontrado mejor destino para poner tierra de por medio del debate sobre el Estatuto catalán que marcharse a Australia. Bono ya se ausentó del Consejo de Ministros siguiente a la aprobación del proyecto por el Parlamento catalán para irse con Felipe González a Jaca a criticar soslayadamente la deriva nacionalista de Rodríguez Zapatero. El Ministro de Defensa se ausentó también del Pleno del Congreso el día del debate de admisión del texto para impartir su doble doctrina españolista y pacifista en una universidad gallega. Pero ahora ha decidido que las antípodas se quedan cerca para marcar distancia con su Presidente.
 
El motivo formal de la visita, que incluye otros países de sudeste asiático, será promocionar la venta de armas españolas por ese área, algo a lo que el ministro ha cogido cada vez más gusto. Al parecer, Australia podría tener interés por conocer nuestro Buque de Proyección Estratégica. La misión recuerda mucho a los intentos frustrados del pasado por tratar de venderle un portaeronaves tipo Príncipe de Asturias a esta misma Nación. En todo caso, esperamos que este viaje de Bono tenga más éxito que el que realizó secretamente a su compadre Chávez para venderle unas corbetas que finalmente el Coronel bolivariano comprará a Francia y no a España.
 
Si nos admite un consejo, recomendamos al ministro de Defensa que no se recree en este país-continente en declarar ilegal la guerra de Irak, y en señalar el tremendo error de haberla apoyado. Australia ha sido y es uno de los aliados más firmes de Estados Unidos y su Primer Ministro ganó las elecciones haciendo de la cuestión de Irak y la lucha contra el terrorismo una de los ejes de su campaña. Fue también uno de los países que más abiertamente criticó la decisión del Gobierno Zapatero de huir precipitadamente de Irak como una claudicación frente a los terroristas.
 
No sería por tanto este discurso la mejor carta de presentación para defender los intereses comerciales del sector defensa español, aunque al ministro le pueda la tentación de mandar desde el otro lado del mundo un nuevo misil dialéctico al principal partido de la oposición, que además ha boicoteado la delegación parlamentaria que acompañará al Ministro.
 
Puestos a dar consejos, recomendamos también a nuestro ministro de Defensa, que tanta afición ha cogido a nuestros artículos, que tome buena nota de las reformas legislativas que ha emprendido el Parlamento australiano para ser más eficaces en la lucha contra la amenaza terrorista, y que le pase esa información a su buen amigo el ministro del Interior, José Antonio Alonso. Será muy útil para que nuestro país pueda en el futuro impedir un nuevo 11-M.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios