Menú
GEES

Corea ante el Consejo de Seguridad

La atención a la crisis de Oriente Medio ha ocultado a los ciudadanos de a pie este relevante éxito de la diplomacia multinacional, que consideramos inexcusable no reconocer en todo su mérito.

GEES
0

La gota colmó el vaso de la paciencia y, por fin, el Consejo de Seguridad decidió pronunciarse con toda su autoridad sobre las sistemáticas violaciones de acuerdos libremente asumidos por Corea del Norte. Por dos veces ignoró sus obligaciones como firmante del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares y desarrolló su propio programa nuclear, ocultándolo primero y negándolo después. Puso fin a la moratoria sobre lanzamiento de cohetes balísticos y el pasado día cinco hizo una exhibición de sus capacidades en este terreno sobre las aguas del Pacífico. Por último, se niega a volver a la mesa de negociaciones con las cinco restantes potencias implicadas: China, Estados Unidos, Rusia, Japón y Corea del Sur.

Ante la actitud provocadora del régimen comunista, Japón tomó la iniciativa y propuso un proyecto de resolución condenatorio, que implicaba un mensaje inequívoco sobre las consecuencias negativas que tendría para Corea del Norte la continuidad de su actual política.

Tras largas y difíciles conversaciones, en especial con Rusia y China, la resolución se hizo realidad el pasado 15 de Julio, con el número 1695 (2006). La lectura del texto no deja lugar a dudas, los miembros del Consejo consideran muy mal que Corea del Norte haya hecho las cosas anteriormente descritas y le exigen que abandone el programa nuclear, que vuelva a la disciplina del Tratado de No Proliferación, a la moratoria de lanzamiento de misiles balísticos y a la mesa a seis con sus afectados vecinos. Es más, el Consejo nos pide a todos que vigilemos la evolución de la situación en relación con los hechos ya citados.

Ante tan conminatoria resolución, resultado del inequívoco acuerdo entre los miembros del Consejo y de su compromiso en favor del mantenimiento del régimen de no proliferación, parece inevitable que Corea del Norte continúe haciendo lo que considere pertinente.

La atención a la crisis de Oriente Medio ha ocultado a los ciudadanos de a pie este relevante éxito de la diplomacia multinacional, que consideramos inexcusable no reconocer en todo su mérito. El Consejo de Seguridad ha vuelto a demostrar hasta qué punto es esencial su papel en la preservación de la paz y la seguridad internacionales.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios